El gran reto de Keiko Fujimori
Keiko Fujimori (Foto: Gerald Suárez).
A+

POR PLINIO ESQUINARILA

Dicen que la historia se repite dos veces, una vez como tragedia y otra como parodia o como farsa. En el Perú ya tuvimos estas repeticiones recurrentes: la “primera fase” del gobierno militar de Juan Velasco Alvarado y su “segunda fase” con Francisco Morales Bermúdez; el primer belaundismo y el segundo belaundismo. Y en tiempos más recientes el primer Alan García (1985-1990) y el segundo García (2006-2011).

Y ahora, en las elecciones de este año, pasada la tragedia de Alberto Fujimori (1990-2000), la vida peruana nos pone ante la disyuntiva de elegir entre Keiko Fujmori, su hija, quien ha pasado a la segunda vuelta de las elecciones del 11 de abril, y el profesor Pedro Castillo, el candidato presidencial del partido de izquierda radical Perú Libre, quien va primero en los conteos de votos por parte de la autoridad electoral.

El solo hecho de haber pasado Keiko Fujimori al balotaje que se dirimirá el 5 de junio de este año nos dice, como admiten los observadores imparciales, que estamos ante un fenómeno de la dinastía Fujimori que de todas formas consignará la historia, gane o pierda ella la definición en la segunda vuelta.

Al margen de las repercusiones que tendrá este hecho en el futuro, que ha puesto en el primer plano del debate a los votantes pobres que no saben de Twitter y que calzan llanques en el interior del país, junto a los seguidores de un sentimiento llamado fujimorismo, todo indica que el Perú marcha a una reformulación de su sistema de partidos y el fin de unas nueve organizaciones políticas ante el hartazgo del manejo de la pandemia y de la crisis económica.

¿Cómo iban hasta ayer por la noche los resultados electorales? Al 92.505% de las actas procesadas por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), el candidato de Perú Libre, Pedro Castillo, obtiene hasta pasadas las diez de la noche el 18.992% de los votos emitidos a nivel nacional, seguido por Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, con 13.327%; luego Hernando de Soto, de Avanza País, con 11.759%; y al final Rafael López Aliaga, de Renovación Popular, con 11.748%.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.