Evo Morales es el padrino del candidato Pedro Castillo
A+

Por Plinio Esquinarila

Apenas se supo que Pedro Castillo, candidato del partido radical Perú Libre, encabezaba la votación en la primera vuelta de las elecciones presidenciales la noche del 11 de abril, el exmandatario boliviano Evo Morales Ayma envió un mensaje “bolivariano” al dirigente magisterial y rondero peruano.

«Si la propuesta del ‘pueblo’ gana en Ecuador y Perú, volveremos al proyecto de la Patria Grande de [Hugo] Chávez», tal como consta en la cuenta de Twitter del también líder cocalero de la selva del Chapare.

Del lado peruano hubo un mensaje recíproco. Nos referimos al de Perú Libre 2021 que en la misma red social puso en blanco y negro lo que sigue: “El Perú hoy se une a la lista de los países soberanos combatientes contra el imperialismo estadounidense. Saldremos del Grupo de Lima, de la Alianza del Pacífico y uniremos lazos con nuestros hermanos países de Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua y Argentina. Viva la patria grande”.

La «Patria Grande» es un dicho para referirse a la pertenencia común de las naciones latinoamericanas en perspectiva de la posibilidad de una unidad política, tal como habría sido el sueño de los libertadores más significativos, como José de San Martín y Simón Bolívar.

PUEDES VER│Contraloría advierte que no contar con la cifra real de fallecidos por COVID-19 afecta la toma de decisiones de las autoridades

¿Cómo es que se gestan estos lazos embrionarios de corte chavista en la actual campaña electoral peruana? Si recordamos que el profesor y dirigente sutepista Pedro Castillo relanza su alicaída campaña electoral en Puno, debemos ubicarnos, como lo dijo EXPRESO, a fines de enero de este año, en que aparece esa campaña orquestada con la figura de Evo Morales, principalmente sobre el gas doméstico que debería venderse en el Perú a un precio muy por debajo del actual, que bordea los 40 soles.

Resulta que los puneños recuerdan que hace poco tenían el gas de contrabando que llegaba de Bolivia a un precio de seis soles en el Desaguadero y que se vendía a 12 soles en la ciudad del lago y en Juliaca. La propaganda buscaba ese tipo de precios.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.