Amenaza de despilfarro para reactivación económica
A+

POR JOSÉ CARMEN/ ITALO OBERTO-BESSO

Pese a que, en la víspera, el ministro de Economía Pedro Francke celebraba en el Congreso que la economía peruana avanzaba a un “muy buen ritmo”, ayer el Ejecutivo destinó 2,900 millones de soles para financiar los gastos en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de covid-19 y la reactivación económica, mientras ahorca a los pequeños empresario, al poner fin a la suspensión perfecta.

El decreto de urgencia que “tiene por objeto dictar medidas extraordinarias, en materia económica y financiera, a fin de disponer de recursos para asegurar el financiamiento, durante el 2021, de las demandas de gasto orientadas a continuar con la recuperación de la economía y amortiguar los efectos negativos de la emergencia sanitaria producida por el covid-19”, llamó la atención de diferentes economistas que advirtieron que sus consideraciones son tan amplias y gaseosas que abren las posibilidades del despilfarro.

Existen factores de riesgo que pueden afectar la rápida recuperación económica, los mismos que se asocian al mayor avance de la covid-19, la aparición de nuevas cepas del virus, retrasos en el proceso de inmunización de la población, los conflictos sociales y la incertidumbre política”, indica en su parte considerativa.

Sin embargo, en la víspera, el ministro Francke, quien firma el decreto, había dado por superada la segunda ola y veía lejana una tercera.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.