Caso Jaime Villanueva: «La única que no quiere creer que Moyano es ‘Roberto’ es Keiko», señala Milagros Leiva

Alan García y algunos apristas, que en su tiempo levantaron la voz, tenían razón cuando hablaron de un cerco mediático, político y judicial que al final terminó con la vida del líder aprista.


El programa que diriges sacó una bomba: las declaraciones de Jaime Villanueva a la Fiscalía. Pero lo que ha llamado la atención es que los medios recién rebotaron la información cuando se mencionó al fujimorismo, que, por cierto, tú también lo evidenciaste cuando expusiste que Martha Moyano era la intermediaria entre Fuerza Popular y Patricia Benavides.

Cuando un periodista recibe una información grave, así sea parcial, el público tiene derecho a saberla. Nosotros recibimos, primero, páginas sueltas, en donde, en un principio, se habló sobre cómo llegó José Domingo Pérez al Equipo Lava Jato y cómo Jaime Villanueva se arrogó el hecho de haberlo llevado entrevistado y recomendado a Rafael Vela y Pablo Sánchez.

También de toda la intromisión de Gustavo Gorriti en el caso Cócteles, tanto así que Jaime Villanueva dice que lleva a José Domingo Pérez a su casa. Yo nunca he visto que los fiscales vayan a la casa de un periodista. Eso me ha sorprendido.

MÁS INFORMACIÓN: Jaime Villanueva rueda cabezas: ‘Filósofo’ expone a fiscales, periodistas y políticos 

En un segundo momento, recibimos este pedido de vuelto de Rafael Vela a Gorriti por el cerco a Alan García. En cristiano, Villanueva cuenta que cercaron a Alan García, que le tendieron una trampa y, cuando él llegó, estaba todo absolutamente planificado: José Domingo Pérez pediría el impedimento de salida; mientras que Gorriti iba a publicar todo el tema de las conferencias [en Brasil], porque Vela le iba a filtrar la información.

Estas dos páginas que yo recibo me parecieron nauseabundas. Me sorprendió muchísimo que los periodistas y los grandes medios no lo rebotaran ante la gravedad de la información.

Así como Gorriti y Pérez hablan de una campaña y un acoso, yo también voy a decirlo: cuando Willax suelta denuncias y contamos cosas muy graves que el Perú tiene que conocer, inmediatamente, la izquierda y los caviares, con sus medios y periodistas favoritos, comienzan una campaña de acoso y deslegitimación a los periodistas del canal y al propio medio.

– Si bien es cierto, todo lo que ha declarado Villanueva se tiene que corroborar, hay hechos que se condicen con la realidad, como lo de Alan García. En efecto, él llegó desde España, se allanó a la justicia, y acá le tendieron una celada.

Le sacaron lo de la conferencia que le pagó Odebrecht y, mientras declaraba en la Fiscalía, piden impedimento de salida del país en su contra.

Alan García y algunos apristas, que en su tiempo levantaron la voz, tenían razón cuando hablaron de un cerco mediático, político y judicial que no le permitía a García exponer sus argumentos.

Recuerdo que ellos decían que, dijera lo que dijera Alan García, nadie lo quería escuchar. El antiaprismo dice que hay que ser bien osado para decir que José Domingo Pérez y Harvey Colchado son los responsables del suicidio de Alan García, pero, para empezar, los apristas y el mismo Alan denunciaron que lo estaban chuponeando.

Todos han contado que Alan, de manera pública y privada, dijo varias veces que él no iba tolerar que lo humillaran, enmarrocaran y le pusieran un chaleco de detenido. El hombre que fue dos veces presidente había marcado su destino.

Yo hablo de un cerco porque ese día [en que se suicidó] Alan García iba a tener una diligencia en el Ministerio Público y después una entrevista conmigo.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.