Delincuencia trasnacional invade Perú desde la selva [INFORME]

Bandas criminales brasileñas, ecuatorianas y africanas penetran desde la selva y se suman al Tren de Aragua y a los Gota a Gota


Mientras el Ejecutivo, en especial los ministerios del Interior y Defensa, invierte sus máximas energías en ejecutar planes para erradicar la delincuencia durante el estado de emergencia decretado en tres distritos de Lima y en la provincia de Sullana (Piura), en otras regiones se está desencadenando la criminalidad organizada proveniente de países vecinos bajo la subvención del narcotráfico, y que poco a poco se está esparciendo a diferentes puntos del Perú.

En declaraciones para EXPRESO, el congresista Jorge Morante (Fuerza Popular) contó que en Loreto, región la cual representa, viene operando el Cártel de Sinaloa desde hace años.

Pero ninguna autoridad hizo caso a las advertencias del referido parlamentario, quien se reunió anteriormente con el Gobierno Regional de este departamento y el Ministerio del Interior.

MÁS INFORMACIÓN: Lucha contra delincuencia cuesta más de un punto del PBI

El parlamentario fujimorista contó que en zonas alejadas del Perú muy cercanas a las fronteras carece de personal policial, hecho que provoca la migración ilegal de delincuentes extranjeros provenientes de Brasil, Haití y Somalia (África), y que estos realicen negocios ilícitos -adicionales a las acciones delincuenciales- como las extorsiones, secuestros, robos a mano armada y sicariato.

Centralización

Consideró que las autoridades del Ejecutivo están centralizando el problema de la delincuencia distribuyendo esfuerzos solo en los distritos de San Martín de Porres (SMP), San Juan de Lurigancho (SJL), Sullana en Piura y recientemente el Cercado de Lima y Lince para la protección de turistas, según lo anunciado por la presidenta Dina Boluarte.

“Por supuesto (están centralizando la delincuencia), si no lo saben en la zona del Putumayo está actuando libremente el Cártel de Sinaloa, como es una zona tan remota 1200 kilómetros de cuenca de frontera que une Perú, Ecuador y Colombia, está tan alejado que las capacidades de abastecimiento logístico son cero, hay pocos policías y si hay alguna comisaría, está construida de madera, no tiene equipamiento. La delincuencia está en las regiones, por ejemplo lo que está pasando en la selva de Ucayali, el Comando Vermelho (Brasil) que tomó la frontera en esta parte, en Madre de Dios, muestra lo mismo. La cantidad de migrantes que están entrando por la zona de frontera es terrible, ya no estamos hablando de venezolanos sino de haitianos y de Somalia”, declaró Morante Figari a nuestro medio.

Ignorado

El legislador contó que su despacho sostuvo reuniones con el ministro del Interior, Vicente Romero, y los extitulares del Mininter del gobierno del golpista Pedro Castillo para exigirles que tomen acciones contra las bandas criminales, quienes atormentaban a los pobladores de la región amazónica más grande del Perú.

Sin embargo, Juan Carrasco Millones, Luis Barranzuela, Avelino Guillén, Alfonso Chavarry, Dimitri Senmache, Mariano González y Willy Huerta hicieron caso omiso a las advertencias.

“¡Es terrible! Desde que comencé mi gestión como congresista les exigí a los diversos ministros del Interior que tuvimos a lo largo del gobierno de Castillo e incluso ahora con el de la señora Boluarte, tomar una acción inmediata respecto a la situación de la delincuencia en Iquitos, por ejemplo, sobre los ataques en ‘manada’, asaltos a mano armada que se han visto incrementados terriblemente. Asaltos a casas, negocios que antes no sucedían, homicidios, le exigimos en todo momento, incluso pedimos que se declare estado de emergencia a Loreto”, dijo.

Contó que el exministro del Interior Avelino Guillén tuvo una respuesta relajada frente a las advertencias del citado parlamentario frente a la criminalidad en Iquitos, lugar donde la delincuencia organizada estaba en su auge. Pero el citado extitular del Mininter solo atinó a decir que todo estaba tranquilo en la región Loreto.

“Me acuerdo que el señor Avelino Guillén, este fiscal que no pasó en los exámenes para poder ser nombrado fiscal supremo y no se sabe por qué llegó a ser ministro de Interior, nos respondió muy alegremente que no había ningún problema en Iquitos. Pero había muertes casi todos los días, ataques en la frontera de grupos de narcotraficantes a puestos policiales donde le robaban armamento de guerra, el incremento el narcotráfico en una forma espeluznante”, relató.

Tampoco escuchó

En ese sentido, afirmó que el general PNP (r) Héctor Bernal Alva, quien fue retirado de su cargo el 5 de septiembre último por el ministro del Interior Vicente Romero y la presidenta Dina Boluarte, tenía una actitud relajada frente a la ola de criminalidad registrada en la región Loreto. Jorge Morante contó que su despacho sostuvo una reunión con el titular del Mininter y el citado oficial retirado, pero hicieron caso omiso a las advertencias del citado congresista y la misma población.

Por Harold Salinas

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.