Diviac, la policía política que le cuesta más de 70 millones de soles al Perú

De septiembre a diciembre de 2023, se gastaron S/5’858,490 de los impuestos, en los operativos contra la exfiscal Patricia Benavides.


La División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) es un cuerpo policial que desde su creación respondía a directamente al ministro del Interior, en este caso a Carlos Basombrío Iglesias, y a su viceministro Rubén Vargas, los dos padres putativos de este “engendro caviar”, según los observadores consultados para esta entrega.

La Diviac fue creada un 29 de agosto de 2016, cuando no tenía ni un mes en el cargo la dupla Basombrío-Vargas en el recién inaugurado Gobierno de Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

Se afirma que el sector político –llamado “izquierda caviar”– que cogobernó con PPK, llegó a la conclusión de que para mantener el poder no bastaba el control del sector Interior, sino una policía propia, es decir, una suerte de policía política que respondiera a su agenda.

La prensa oficialista presentaba a la Diviac como un cuerpo altamente especializado que “tiene como misión combatir la criminalidad organizada en sus diferentes modalidades: corrupción de funcionarios, lavado de activos, tráfico de terrenos, sicariato, trata de personas, robo agravado y extorsión”.

Ni bien vino la transferencia del poder el 28 de julio de 2016 y Basombrío se hizo cargo del Mininter, en 29 días armó la Diviac con todo el apoyo de las arcas fiscales, cuyas cuentas desagregadas aún son desconocidas hasta hoy.

Desde un comienzo dicho cuerpo de “élite” estuvo bajo la conducción del entonces coronel PNP Harvey Colchado Huamaní, quien cumplía la agenda de sus jefes, es decir la judicialización de los casos Keiko Fujimori Higuchi (de Fuerza Popular), y el expresidente Alan García Pérez y el Apra, en ambos principalmente por el caso Lava Jato peruano que estaba en manos de los fiscales José Domingo Pérez y Rafael Vela Barba.

No se sabe cómo es que armaron todo el aparato de cuadros y recursos, pero lo cierto es que a los tres años de ser fundada la Diviac resulta que a fines de 2019 ya contaba 800 agentes, siendo el cuerpo policial privilegiado en presupuesto y agentes operativos.

Por eso es que en los estertores del apoyo de la izquierda a Martín Vizcarra, en 2019, el presupuesto solicitado por dicha entidad dirigida por Harvey Colchado era de más de 20 millones de soles al año, como veremos luego.

Son esos gastos, que nadie ha auditado y que recién se empiezan a transparentar en el año 2019, después de la renuncia de PPK y la entrada a la presidencia de Martín Vizcarra Cornejo (2018-2020), a quien Colchado y sus hombres sirvieron devotamente, según las fuentes de los servicios secretos que obviamente no quieren ser públicas.

Y es que para doce requerimientos de los servicios de la Diviac en el año 2019 se solicitó el monto de S/ 20’050,000.00, de los cuales se ejecutó casi la totalidad (S/ 19’950,000.00).

Y fue entre enero, febrero y marzo de ese año que la Diviac gastó S/ 7’050,000.00 en sus pesquisas principalmente contra fujimoristas (recuérdese que Alberto Fujimori es recluido al penal Barbadillo a fines de enero) y al mes siguiente tuvieron lugar los operativos psicosociales para que la opinión pública acepte el acuerdo de colaboración eficaz entre los fiscales Lava Jato con exfuncionarios y representantes de la constructora Odebrecht en Brasil.

Y al poco tiempo, el 17 de abril para ser precisos, el Poder Judicial, a pedido de José Domingo Pérez, ordena la detención preliminar de 9 personas por los casos Línea 1 del Metro de Lima y Miguel Atala, entre ellos el expresidente Alan García Pérez.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

portada DIARIO EXPRESO 11.6 WP

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.