Elvia Barrios no debió ser presidenta del Poder Judicial
A+

POR CÉSAR ROJAS

Atrás quedaron las publicitadas declaraciones públicas y conferencias de prensa cuando otras personas tienen investigaciones. Ahora, la presidenta del Poder Judicial, Elvia Barrios, no solo ha apelado a la parquedad por el aparente blindaje que tuvo en el caso “Cuellos Blancos del Puerto”, sino que hasta ahora calla sobre sus hermanas procesadas por indicios de corrupción con el Estado.

Me someto a cualquier tipo de investigación sobre este tema o cualquier otro”, había afirmado la vocal suprema, en breves tuits, el último martes.

Lo que a muchos sorprende es que el 24 de febrero del año pasado, la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos Rivera, había aceptado el pedido del magistrado adjunto supremo Jesús Fernández Alarcón, de iniciar pesquisas a la alta funcionaria.

¿El delito imputado? Tráfico de influencias por los testimonios de Walter Ríos y de otros colaboradores eficaces, de llamadas para que un juicio que enfrentaba Víctor Raúl Barrios Alvarado -hermano de la titular del PJ- sea resuelto a su favor.

Esto lo destapó el último domingo ‘Panorama’. Incluso el juez del Callao a cargo del caso, Rafael Inga, no había querido responder en un primer momento, pero dos días después publicó un video diciendo que no había recibido presiones.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.