Empezó la desmilitarización del Vraem
A+

POR JOSÉ CARMEN MORÁN

La conformación de una comisión que evalúa la continuidad del estado de emergencia en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), anunciada por el jefe de gabinete Guido Bellido, ha sido considerada por diferentes analistas y militares en retiro, como el primer paso para el retiro de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo apostado en la zona, tal como prometió el propio presidente Pedro Castillo en campaña.

Varias voces advierten que esta medida solo pondrá a la población de la zona a merced del criminal accionar del nuevo nombre de Sendero Luminoso, el Militarizado Partido Comunista del Perú, así como que se regalaría el Vraem a los remanentes terroristas y a los propios narcotraficantes.

BASES EN RIESGO

Se señala que si se adopta la decisión de retirar a las Fuerzas Armadas de esta zona del país, implicaría el retiro de 46 bases contratrerroristas y 5 bases de control fluvial, las cuales están desplegadas y bajo responsabilidad del Comando Especial Vraem.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.