Entregarán cadáver de Abimael Guzmán a su familia
A+

Cuanto todo el país esperaba el mensaje del presidente Pedro Castillo anunciando cuál sería el destino del cadáver de Abimael Guzmán, cabecilla terrorista responsable del mayor genocidio que sufrió el país, un simple tuit de la Presidencia del Consejo de Ministros anunciaba que sería el Ministerio Público el que determinará el destino del criminal, que ya había dispuesto la entrega del cuerpo a los “familiares directos”.

Poco después del anuncio, el propio Guido Bellido confirmó la información, alegando el “respaldo a la autonomía de las instituciones democráticas en el marco de un estado constitucional de derecho”.

De esta manera, el Gobierno deja de lado su responsabilidad con el país descartando alguna medida necesaria y demandada por todo el país para impedir que la sepultura de aquel cadáver se convierta en mausoleo y lugar de peregrinación para los herederos de los asesinos.

Analistas consultados advierten que esta situación, a la que se suma el mensaje de la terrorista Elena Iparraguirre que envió a sus huestes (ver pág. 5), pese al silencio de las autoridades, confirmaría la influencia del grupo terrorista en nuestra realidad.

La verdadera posición

Para el presidente de la Comisión de Inteligencia del Congreso y almirante en retiro, José Cueto Aservi, la situación constituía una prueba para que el gobierno de Pedro Castillo demuestre su verdadera posición frente al terrorismo, más allá de las palabras y promesas de luchar contra el terrorismo.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.