Escuela Nacional de la Magistratura terminará con jueces y fiscales políticos, asegura Gladys Echaíz

Con creación de la ENM ya no será posible manipular ni someter de cualquier forma a los magistrados, asegura autora del proyecto que reemplaza a la JNJ.


¿Cuál es el objetivo de la creación de la Escuela Nacional de la Magistratura?

No es otro que mejorar la competencia profesional de quienes aspiran a ser magistrados o son magistrados, a efectos de que podamos tener una justicia acorde a las demandas de los usuarios, además de que reúnan el perfil adecuado para el ejercicio del cargo. Que tengan ese compromiso con la verdad y con la justicia, que sean humanos y que entiendan que están cumpliendo con una de las funciones más importantes de un país, que conlleva darle paz y tranquilidad al pueblo y con ello la posibilidad de que se desarrolle cualquier tipo de política estatal.

Es un cambio de modelo para la selección de jueces y fiscales…

La Escuela propone un cambio de modelo de selección de magistrados, en tanto los que hemos tenido hasta la fecha a lo largo de la historia no han dado los resultados esperados y cada cierto tiempo vemos crisis institucionales, que trascienden ya el límite interno y la población comienza a sentir la deficiencia del servicio. Hay denuncias, quejas, reclamos, no entendemos algunas resoluciones que son abiertamente contrarias a los textos legales o constitucionales, y eso genera preocupación y desconcierto en la población.

¿Por qué se efectúa este cambio?

Desde hace muchos años se ha venido advirtiendo de que había debilidad en la formación académica y deficiencias que se iban notando en la formación profesional y, por tanto, había la necesidad de crear una Escuela dedicada a formar magistrados. Porque un juez tiene un perfil que es diferente al de un abogado, un fiscal tiene un perfil diferente al de un juez y al de un abogado; requiere y demanda una formación especializada según las especialidades que cada abogado escoja para incorporarse en la justicia. Pero esas subespecialidades no se dan en las universidades; las maestrías, aunque específicas, no abarcan todo lo necesario para formar a un magistrado. Así es que pasado el tiempo y siendo más notoria la necesidad de que la Escuela surja, se ha propuesto este proyecto que esperamos ayude a tener la justicia que el país demanda.

Es básicamente la profesionalización de jueces y fiscales…

Profesionalizarlos en el hacer de un juez y en el ser de un juez.

¿Cuánto dura la especialización?

Dos años para hacer el curso de formación, para el ingreso y durante esos dos años se les va capacitando, observando, diciendo cómo debe ser un juez. Todo eso va a ser como cualquier escuela, universidad, evaluado por los profesores, con notas, y se establecerá un cuadro de méritos. Los mejores, los que aprueben, pasarán a ocupar los cargos. He propuesto que terminado esos dos años, pasen a hacer trabajo efectivo durante seis meses en condición de provisionales y bajo la supervisión de los magistrados, ya sea el Ministerio Público, el Poder Judicial y con la observancia de que la persona tenga el nivel competencial para el ejercicio del cargo. Se le da el informe favorable o no, y con eso se le otorga o no el título para el ejercicio del cargo y está dentro de la carrera.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.