Fuga de capitales se tornará imparable

Aún no es proclamado el profesor y habrían salido al exterior unos US$ 13 mil millones. Se han perdido US$ 7,600 millones en reservas internacionales; agentes del exterior se han desprendido de 11,000 millones de soles en bonos soberanos.

POR PLINIO ESQUINARILA

La economía peruana, como nunca, refleja la tremenda incertidumbre política que vive el país. Las relaciones humanas se han deteriorado y todo el andamiaje y las reformas judiciales y políticas posteriores a la caída del fujimorismo en el año 2000 hacen crisis. Es así porque las reglas de la Constitución de 1993 que tirios y troyanos aceptaron respetar han estallado con el cierre del Congreso el 30 de agosto del 2020 y la figura aberrante de la “denegación fáctica” de una cuestión de confianza que no viene al caso detallar.

Desde ese momento, ya nada es igual. Y es que el país cosecha la debacle de toda la superestructura jurídico política armada por la izquierda ‘caviar’ en los diferentes gobiernos en este lapso de 20 años, a partir de la presidencia transitoria de Valentín Paniagua (2000-2001) hasta las últimas reformas constitucionales de Martín Vizcarra (2018-2020) y su “comisión de notables”.

Además, los peruanos hemos heredado el peor manejo de pandemia del mundo porque María Antonieta Alva, cuando era titular de Economía y Finanzas, tuvo el cuajo de informar que para afrontar los gastos de pandemia había comprometido el 12 % de un PBI de 235,000 millones de dólares y después insinuó que se llegó al 17%, que incluyó la desaparición del Fondo de Estabilización Fiscal (FEF) que en su mejor momento tuvo más de 9,000 millones de dólares.

Este rumbo irresponsable y de despilfarro ha llevado al país a una colisión acicateada en estas elecciones por la maraña legal armada, de “manera excepcional”, so pretexto de la pandemia, la misma que colisiona con la Constitución vigente y la Ley Orgánica de Elecciones, con tal de allanar el camino del triunfo de la izquierda con apoyo del sistema electoral y del Ejecutivo.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.