La Presidencia se disputa voto a voto
A+

POR MARÍA TERESA GARCÍA

Asistimos a un final de infarto de la segunda vuelta con un empate técnico que ha sido posible por la participación de la tercera edad, que salieron a votar a favor de la libertad y la democracia, sobre todo en la capital, en respuesta a los peligros autoritarios que amenazan al país.

Sin embargo, nada está dicho. El conteo rápido de América TV-Ipsos Perú invirtió el panorama de la boca de urna, aumentando la incertidumbre debido a que Pedro Castillo (Perú Libre) alcanzó el 50.2 % de los votos y Keiko Fujimori (Fuerza Popular) el 49.8 %.

Horas antes, Fujimori obtuvo, al cierre de las mesas de votación, un 50.3% , mientras que su rival Castillo, un 49.7%, según la misma encuestadora.

Empero, de acuerdo a los resultados oficiales parciales de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), al 61.204%, Fuerza Popular alcanza el 52.437% frente al 47.563% de Perú Libre.

HÉROES DEL BICENTENARIO

El lado positivo de la jornada electoral, reiteramos, se caracterizó por la masiva presencia de los adultos mayores quienes, pese a la pandemia de la covid-19, acudieron a sus centros de votación para ejercer su derecho a votar a pesar de sus edades avanzadas.

Es así que se observó a ancianos de ochenta años a más que se apersonaron ya sea en silla de ruedas, acompañados de sus familiares o inclusive solos, para emitir su voto al comprender lo trascendental de esta elección que definirá el futuro de sus hijos y nietos.

Tal fue el deseo de la población de la llamada tercera edad de participar en las justas electorales que hasta aquellos que sufriendo alguna discapacidad, no pudieron acceder a su mesa de votación, exigieron que se les brinde el apoyo logístico para cumplir con su derecho constitucional.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.