Los pecados de Pedro Castillo

Violación de normas de transparencia, intentos de manipular procesos de ascensos en FF.AA. y reuniones secretas ensombrecen su gestión.

Por César Avendaño

Los primeros cinco meses del presidente Pedro Castillo estuvieron marcados principalmente de desaciertos, sospechas de corrupción, negociados, tráfico de influencias, designaciones de altos funcionarios fallidos y de una destreza única para meterse en problemas.

Todos estos eventos han sumergido al país en una grave crisis política, económica, social y empresarial, tal y como señalan diversos analistas y especialistas consultados por EXPRESO.

De no enmendar el rumbo hacia el camino de la democracia, la situación podría empeorar, por ello la importancia que el docente surgido de las entrañas del sindicalismo radical ponga el ‘sombrero en remojo’.

TAMBIÉN LEE: Caso Petroperú: gerente de petrolera anuncia colaboración con Fiscalía por licitación irregular

CORRUPCIÓN

Desde los primeros días el jefe de Estado no apeló a la transparencia como moneda corriente. Sostuvo reuniones con políticos, amigos y empresarios en la casa del pasaje Sarratea (distrito de Breña) hasta que se vio obligado a trasladarse a Palacio de Gobierno por las severas críticas por infringir la ley.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.