Luis Barranzuela: misión del ministro del Interior es legalizar la droga
A+

Por Plinio Esquinarila

Pocos dudan en los corrillos políticos y fuerzas del orden que el nombramiento del mayor PNP Luis Barranzuela Vite como titular del Ministerio del Interior (Mininter) ha sido una medida descabellada, un insulto a la Policía Nacional del Perú (PNP), un desatino que es directa responsabilidad del presidente Pedro Castillo.

Esta constatación es obvia porque la premier Mirtha Vásquez y el líder de Perú Libre, Vladimir Cerrón, han negado haber propuesto al citado ministro en la última recomposición del Gabinete, hasta que él mismo ha confirmado, el jueves pasado, en entrevista con un diario local, haber sido convocado por el hombre del sombrero.

Pero esta es una verdad a medias porque su verdadero impulsor ha sido el congresista Guillermo Bermejo, el operador de las cuencas cocaleras de los valles de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), que busca despenalizar el cultivo de la hoja de coca, industrializar dicho insumo y obviamente legalizarlo mediante una ley para beneplácito del narcotráfico y los cárteles de la droga internacional, todo con apoyo del presidente de la República.

Por más que la titular de la Presidencia del Consejo de Ministros, Mirtha Vásquez, lo edulcore presentando dicha designación como producto de “consensos con diferentes actores políticos”, como dijo el pasado miércoles en conferencia de prensa, lo cierto es que asistimos a una nueva estrategia pro drogas, como lo subraya el periodista Américo Zambrano en “Hildebrandt en sus trece”.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.