Mafias obtienen S/ 1.5 millones al año por cupos en Gamarra

Coronel PNP Franco Moreno Panta, jefe de la Divise, afirma que las cárceles se han convertido en ‘cuarteles generales de la delincuencia.

Por Fabrizio Morán Montoya

En los últimos meses las extorsiones se han convertido en un negocio redondo para las organizaciones criminales que operan en Lima y el interior del país. Las víctimas ya no son solo empresarios exitosos, sino que ahora las mafias buscan a comerciantes, profesionales de clases media y a cualquier persona a la que puedan sacarle provecho.

En diálogo con EXPRESO, el jefe de la División de Investigación de Secuestros y Extorsiones (Divise) de la Dirincri, coronel PNP Franco Moreno Panta, sostuvo que la extorsión se basa en la hegemonía territorial, con la finalidad de tomar el control de zonas comerciales y sobre todo en donde abunda la informalidad y el cobro de altas cantidades de dinero.

El experimentado oficial expresó su preocupación al señalar que estas actividades delictivas no están siendo denunciadas por las víctimas, lo que permite que las mafias de la extorsión alcancen una gran supremacía en Lima, siendo el caso más emblemático el del emporio comercial de Gamarra, ubicado en el distrito de La Victoria.

TAMBIÉN LEE: Alejandro Muñante: «Oponerte a la restricción de libertades y derechos no te hace un antivacuna»

«Allí hay varias cadenas de mafias y hay aceptación de pagos (cupos). La misma gente que trabaja decide pagar los montos. La División de Investigación de Secuestros y Extorsiones necesita tres elementos importantes: el delito, el denunciante y el denunciado, pero nunca tenemos un denunciante. Nadie llega a la Policía a denunciar estos casos que suceden en Gamarra», manifestó Moreno.

En Gamarra existen grupos que se dedican a «brindar seguridad» a los informales y estos aceptan pagar y no denuncian. Pagan entre 2 a 3 soles diarios para evitarse problemas sin darse cuenta que esto causa un daño tremendo al emporio.

«Donde hay informalidad, negocios desordenados y ambulantes va a existir delincuencia y extorsión», aseguró el jefe policial. «¿Dónde está ese ciudadano que debería denunciar? La Policía va y le pregunta: ‘No, nosotros solo pagamos 3 soles y es para que nos dejen trabajar’, responden, pero el delito de extorsión es un delito silencioso y callado», manifestó.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.