Más detalles de la exitosa operación Chavín de Huántar, gestionada por el expresidente Alberto Fujimori, a 27 años de haber salvado la vida de 72 personas

'Jamás voy a negociar con un fusil en la cabeza', sostuvo Alberto Fujimori.


A las 20:19 del 17 de diciembre de 1996 los cerca de 700 invitados del embajador japonés en Lima, Morihisa Aoki, a la celebración del 63 aniversario del natalicio del emperador Akihito, empezaban a disfrutar de una placentera velada. Allí estaba presente la crema y nata de la sociedad peruana y la diplomacia acreditada en Lima, hasta que una estruendosa explosión acabó con la fiesta que avizoraba apoteósica.

Y de inmediato aparecieron los rostros encapuchados del terror, disparando a diestra y siniestra y obligando a los invitados a tirarse al piso.

“Nadie se mueva carajo” (…) “Permanezcan en el suelo o les volamos la cabeza”, se les escuchó gritar a Néstor Cerpa Cartolini, “camarada Evaristo”, jefe de la columna asaltante del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

MÁS INFORMACIÓN: Operación Chavín de Huántar: comando Álex Segura afirma que vencieron «al MRTA y a Pedro Castillo»

En contraparte, había una voz, al parecer del invitado representante de la Cruz Roja Internacional, implorando a que dejen de disparar porque desde fuera de la residencia las fuerzas policiales hacían lo suyo, con el añadido del lanzamiento de gases lacrimógenos que aumentó el caos y el pánico entre los presentes.

Era un grupo compacto de terroristas que ponía en vilo no son solo al país sino al mundo. Y es que estaban tanto las principales autoridades nacionales de los tres poderes del Estado y de las Fuerzas Armadas y Policiales, así como diplomáticos y embajadores de Estados Unidos, Alemania, Canadá, España, Gran Bretaña, Bolivia, Venezuela, Argentina, Brasil, Uruguay, Suecia, Cuba y otros países.

Así empieza el cómic Rescate sangriento de la operación Chavín de Huántar que publica EXPRESO marcando un hito no solo del cómic sino de la historia misma de lo que ha sido calificado, en forma unánime, como una de las operaciones de fuerzas especiales más famosas de la historia mundial.

Y así se le estudia en las academias militares más prestigiosas del mundo.

Antecedentes clave

El zarpazo del MRTA a la embajada nipona tiene un antecedente clave en el año 1995 con el evidente fracaso de la toma del Congreso de la República, motivando la detención -en la Av. limeña del Corregidor- del segundo en la jerarquía emerretista, Miguel Rincón Rincón, entre otros, como la norteamericana Lori Berenson y la esposa del mismo Cerpa, Nancy Gilvonio.

Era pues evidente la debacle del accionar del MRTA en todo el Perú por lo que, al nuevo jefe del emerretismo, Cerpa Cartolini, no se le ocurrió mejor idea que la toma de residencia del embajador japonés con un pliego de exigencias que, como primer punto, tenía la libertad de alrededor de más 400 de sus camaradas presos por delito de terrorismo en diferentes penales del país.

Al momento de los sucesos el entonces presidente Alberto Fujimori no había asistido a la velada por su sicología reservada. Estaba en Palacio. Pero entre sus familiares directos solo estaba su madre, quien por error o desconocimiento fue liberada, junto a la mayoría de invitados sin gravitación política.

El factor sorpresa había sido el recurso impactante de los sediciosos porque toda la prensa mundial se centró en la “toma de la embajada” o lo que después se conoció como “la crisis de los rehenes”.

Esa misma noche, apenas concluida la toma, los actores de la escena oficial se perfilaban para darle respuesta ejemplar al zarpazo terrorista.

El coronel EP Luis Alatrista, veterano de la guerra del Cenepa con el Ecuador, después observar la residencia japonesa, retornó de inmediato al complejo de las fuerzas especiales del Ejército en Chorrillos, para reunirse con su comando, según recordó años después el desaparecido periodista Guillermo Thorndike.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.