Otra vez se dispara el gas por escasez
A+

POR PLINIO ESQUINARILA

El fantasma de las alzas por escasez recorre nuevamente los mercados de abastos y de primer necesidad, principalmente por el aumento del precio del dólar, pero esta semana se ha agravado con el desabastecimiento y el elevado precio del gas licuado de petróleo (GLP) en los grifos de la capital.

Se habla del oleaje en las costas del Callao que impiden a los barcos cargueros de gas entrar al primer puerto ya sea desde el sur, de la planta de Melchorita en Pisco, que procesa el gas de Camisea, o del norte, es decir de los cargueros que traen gas importado de las costas americanas del golfo de México.

Pero todos los años hay oleaje y no hubo incrementos tan sustanciales como los de ahora. Tanto que el balón de gas ha trepado hasta 45 y 50 soles. Y el colmo está en que oficialmente se permite cobrar hasta 57 soles.

El presidente de la Sociedad Peruana de Gas Licuado (SPGL), Samuel Vásquez, dice que ese oleaje durará hasta el viernes.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.