Pablo Sánchez es el nuevo investigado por fiscal de la Nación, Juan Villena

La historia de las malas artes y de cómo es que Sánchez Velarde se hizo de la Fiscalía con apoyo de la dictadura mediática y el tráfico de influencias.

Los documentos a los que tuvo acceso este diario dan cuenta que para apoyar al caso Lava Jato (Odebrecht) y a los fiscales Rafael Vela, José Domingo Pérez y al mismo fiscal de la Nación de entonces, Pablo Sánchez Velarde, se reunieron varias veces y establecieron un acuerdo de ayuda mutua con El Comercio, esto con visitas de Óscar Berckemeyer, director del diario, y su editor jefe Juan Aurelio Arévalo Miró Quesada, para darle al decano de la prensa nacional información, incluso en tiempo real desde las audiencias del caso en Brasil, por ejemplo.

Ese pacto también favoreció a los socios de El Comercio, como “Chicho” Mohme de La República, quien también ha sido incriminado en las declaraciones de “El Filósofo” sobre sus visitas a la Fiscalía de la Nación, amén de Gustavo Gorriti, Mónica Vecco, entre otros subsidiarios de las filtraciones desde el Ministerio Público en general y del equipo Lava Jato en particular.

El puente para los citados visitadores -Berckemeyer y Arévalo- a las oficinas del precitado fiscal de la Nación fue la periodista jefe de Investigación de dicho medio de comunicación, Graciela Villasís Rojas, más conocida como “Chela Villasís”, según precisan documentos y testimonios fiscales.

“Chela me ha comentado varias veces que ella se reunía mucho con Pablo Sánchez, especialmente en la época de Lava Jato, como tenían la información, la filtración en tiempo real, a cambio había una defensa del diario El Comercio a los fiscales [Rafael] Vela, [José Domingo] Pérez y también [a Pablo] Sánchez…”

Así está transcrita en la declaración testimonial de Jaime Villanueva Barreto, de fecha 28 de febrero de 2024, por disposición del fiscal interino de la Nación Juan Carlos Villena (Ver página 5).

Estos y otros hechos están resumidos tanto en el mencionado testimonio como en la Disposición N° 15 de la Carpeta Fiscal N° 33-2024 donde el investigado es el Dr. Pablo Sánchez Velarde, actual fiscal supremo y hasta hace poco fiscal de la Nación, por los presuntos delitos de tráfico de influencias y otros, como la suspendida fiscal de la Nación Patricia Benavides.

Allí están retratados, sin temor a error, buena parte de la historia turbia del Ministerio Público de los últimos años, atravesados por el caso Lava Jato y las rencillas y cabildeos por el control de esta institución clave del llamado sistema de justicia.

De otra parte, el testigo Villanueva Barreto refiere que, en diciembre de 2014, el ahora desactivado Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) suspendió al entonces fiscal de la Nación, Carlos Ramos Heredia, por problemas derivados del Caso “La Centralita’ de Ancash.

Ante la suspensión de Ramos Heredia y por recomendación del sagaz asesor Jaime Villanueva, el fiscal supremo Pablo Sánchez Velarde se autoproclamaría como el Fiscal de la Nación Interino, “evitando, de este modo, que la Junta de Fiscales Supremos elija a otro Fiscal Supremo Titular en dicho cargo”, refiere la citada carpeta fiscal firmada por el actual fiscal interino Juan Carlos Villena.

En el ínterin, como veremos en detalle líneas bajo, “El Filósofo” confiesa haber trabajado conjuntamente con Pablo Sánchez Velarde para evitar el retorno y destituir a Carlos Ramos Heredia, para lo cual se habrían realizado coordinaciones con Pablo Talavera Elguera quien, en ese entonces, ocupaba el cargo de presidente del CNM, todo esto con apoyo mediático de la periodista Mónica Vecco, Graciela Villasís y otros.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

portada DIario Expreso 13.5 WP

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.