Pedro Castillo ahora se blinda con ronderos

Ante probable prisión de primera dama, ofrece impunidad por atacar a mujeres, periodistas y fiscales. Cuñada se entrega con mitin.


Por Janet Leiva y Harold Salinas

Ante la posibilidad de que su esposa, Lilia Paredes, corra el mismo destino que otros investigados por corrupción que están en prisión preventiva, Pedro Castillo llevó cientos de ronderos a Palacio de Gobierno. Desde allí, anunció que ya no apelará a formas “respetuosas”, sino que se defenderá “con el pueblo”.

A cambio, se reunió con su nueva “portátil”, la cual exigía diversos beneficios, entre ellos una norma que impida al Poder Judicial, el Ministerio Público y la Policía Nacional sancionarlos por diversos delitos.

En esta situación, diversos penalistas coincidían en que la Fiscalía no demoraría en solicitar una detención preliminar contra la primera dama, presunta “coordinadora” de la red criminal encabezada por el presidente de la República.

TAMBIÉN LEE: Yenifer Paredes se entregó a la Fiscalía tras orden de detención preliminar

Para el exprocurador anticorrupción Christian Salas, al haberse dictado una orden de este tipo contra Yenifer Paredes, y establecerse una estructura de esta presunta organización delictiva, se apuntaría a hallar mayores indicios y el rol de cada integrante.

En esa línea, consideró viable que el Equipo Especial de fiscales contra la corrupción del poder solicite una orden de detención preliminar u otra medida para Lilia Paredes.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento