Pedro Castillo desanima a inversionistas

Anuncia apertura a inversionistas estadounidenses, pero insiste en nueva Constitución que deja en el limbo la seguridad jurídica. Mientras, el dólar trepa a su punto más alto.


POR FIDEL QUEVEDO-CÉSAR AVENDAÑO

Cambio de piel. Pese a que insistió una y otra vez con la invitación a los inversionistas al Perú, los mensajes del presidente Pedro Castillo en Washington dejaron más dudas que certezas al reiterar su intención de elaborar una nueva Constitución a través de una asamblea constituyente y presentar al Perú como un país de desigualdades, con corrupción hasta para “exportar” y pobreza extrema.

El Presidente denunció que de cada diez niños, cuatro están en el umbral de la anemia y de la pobreza en el Perú, y advirtió que después de la pandemia ahora son seis niños de cada diez quienes afrontan “esa cruda realidad”.

Agregó que su Gobierno se ha propuesto acabar con las desigualdades y con el “gran flagelo” de la corrupción y en ese contexto planteó su nueva posición pro inversiones en el país del Norte.

Ante los empresarios de la Cámara de Comercio de Estados Unidos (Amcham) y la Cámara de Comercio Americana del Perú, el Presidente dijo que tienen las puertas abiertas y los llamó a invertir en el país con confianza y sin dudas, pero también con reglas claras y respetando los derechos de los peruanos.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.