Phillip Butters habla claro sobre la JNJ: «Hay desesperación de la caviarada» [ENTREVISTA]

Dice que son expertos en armar muñecos y gráficos de “organizaciones criminales”. “Yo podría hacer un organigrama de Harvey Colchado, Graciela Villasís, José Domingo Pérez, Rafael Vela. Cualquier podría hacerlo y puede meter a perro, pericote, gato y mono”, y eso no prueba nada, señala conductor de Willax TV.


¿Cómo es posible que el exministro aprista Hernán Garrido Lecca y el abogado José Luis Hauyón hayan podido influir en siete magistrados de la Junta Nacional de Justicia (JNJ) para el nombramiento de Patricia Benavides como fiscal suprema?

Aunque la teoría es absurda en su explicación más elemental, porque Patricia Benavides fue nombrada por unanimidad, en el supuesto de que tuviera algo de cierto, lo que tendría que hacer el Congreso sería expulsar a estos señores de la JNJ. Ellos han suspendido a Patricia Benavides en el supuesto de que ella podría haber tenido alguna responsabilidad de este otro muñeco que han armado con ese tal Jaime Villanueva.

Si de supuestos se trata, hay que suponer, entonces, que son unos sinvergüenzas y que Garrido Lecca y el señor Hauyón han tenido la maña para doblar siete voluntades y después convencer a la Junta de Fiscales Supremos para nombrarla a ella fiscal de la Nación.

¿Tanto poder han podido tener este par de señores?

No, y eso lo tiene que corroborar los miembros de la JNJ y, hasta hora, han emitido un comunicado en donde dicen que ellos hacen las cosas bien.

MÁS INFORMACIÓN: Phillip Butters sobre investigación de Eficcop: «Si tuviera algo de cierto, el Congreso tendría que expulsar a los señores de la JNJ»

Entonces, a mí lo que me parece es que hay una desesperación de la caviarada por mantener un poder omnímodo.

Estos actos de prepotencia, no solamente contra la fiscal de la Nación, sino en el caso de Garrido Lecca y el señor Hauyón, no te hacen más que pensar que la Eficcop realmente se ha convertido en una policía política.

¿Usted conoce a Patricia Benavides?

La he visto una vez en mi vida, nunca he chateado con ella ni tengo su teléfono. A Villanueva tampoco lo conozco y no tengo su teléfono.

Lo pernicioso es que se tome como palabra sagrada todo lo que dice Jaime Villanueva, salvo cuando se refiere a Gustavo Gorriti.

Un colaborador eficaz, cuando dice algo, tiene que haber un nivel de comprobación, porque el señor Villanueva, con tal de zafar de la cárcel, puede decir cualquier barbaridad de cualquier persona, inclusive de Gorriti. Lo que pasa es que Gorriti tiene una suerte que no tiene Garrido Lecca.

La señora Graciela Villasís la vez pasada dijo que Villanueva le había comentado que yo iba a la Fiscalía y que había estado en mayo del año pasado, pero yo fui nueve meses antes. Estuve 20 minutos y me fui, esa fue la única vez. Este año fui porque tuve una citación fiscal. Son expertos en armar muñecos.

Este muñeco también incluye a Vladimir Cerrón, porque Jaime Villanueva dice que coordinó con él para inhabilitar a Zoraida Ávalos. Seguimos con los dichos de este señor…

Claro, lo alucinante es que a este señor lo metieron a la cárcel y, justo cuando el día previo en que había presentado una apelación, se desistió. Qué raro, ¿no?

Y cambió de abogado, antes de acogerse a la colaboración eficaz.

Debe tener ese señor un nivel de certeza de lo que dice. ¿Imagínate que sea un charlatán? Ya suspendió a la fiscal de la Nación, y el señor Garrido Lecca y el señor Hauyón están en las portadas de todos los periódicos.
En un organigrama, como miembros de una organización criminal…

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.