Rafael Vela y José Domingo Pérez se dan contra la pared: maniobra de controversiales fiscales fracasa rotundamente

Se validó testimonio de Jaime Villanueva que los compromete en casos Lava Jato y Chinchero con Gustavo Gorriti.


De nada valieron las maniobras de Rafael Vela, José Pérez y Gustavo Gorriti para impedir que el fiscal Alcides Chinchay los investigue por presuntos sobornos en el manejo de los casos Lava Jato, los cuales habría sido manejado con criterios políticos y no legales.

“Declarar infundada la solicitud de tutela de derechos presentada, en lo referente a la nulidad de las declaraciones del testigo Jaime Javier Villanueva Barreto de 10, 20 y 24 de mayo de 2024, y el cuestionamiento sobre la reserva de la investigación”, fue la decisión del juez supremo Juan Carlos Checkley.

La Resolución 2, de fecha catorce de junio, respondió a la tutela de derechos solicitada por los miembros del Equipo Especial Lava Jato.

MÁS INFORMACIÓN: Rafael Vela y José Domingo Pérez contra las cuerdas: Poder Judicial rechazó anular testimonios de Jaime Villanueva

Esta contenía siete pedidos: Precisar el cargo incriminado, permitir que Pérez y Vela ejerzan su autodefensa, declarar la nulidad de las declaraciones del testigo, y tomar unas nuevas.

Luis Javier Capuñay, abogado del filósofo, había manifestado que era necesaria esta decisión para continuar con las diligencias. De este modo, él y su patrocinado acudieron ayer a la sede central del Ministerio Público.

En lo que sí se les dio la razón a los mediáticos funcionarios, es que podrían ejercer como sus propios abogados, a diferencia de lo que consideraban Chinchay y Luis Felipe Zapata Gonzales, fiscal supremo que sustentara.

Uno de los argumentos que fue rechazado rotundamente es el de Pérez, respecto a que todo era nulo porque un extracto del interrogatorio se había difundido en el programa ‘Milagros Leiva entrevista’, cuando se debía guardar la reserva. Sin embargo, había omitido precisar que la ONG IDL publicaba incluso más información al respecto.

Pérez, imputado por politizar su trabajo (ha pedido prisión preventiva tres veces para Keiko Fujimori, pero solo una vez para Susana Villarán), incluso se quejó de politización en la investigación que él afronta.

“No debe instrumentalizarse con fines políticos para perjudicar investigaciones que realiza el equipo especial”, fue su anecdótica solicitud.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitterInstagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.