Agustín Figueroa: “Justicia peruana es ineficiente y corrupta”
A+

-¿Está de acuerdo con que Odebrecht continúe contratando con el Perú?

No, me parece muy mal que el Estado y el sistema judicial peruano sean tan blandos con Odebrecht cuando es una empresa que ha hecho destrozos con todas las obras que ha hecho en el Perú, de tal manera que no me parece que el Estado peruano tenga que volver a contratar con Odebrecht, eso me parece lamentable y eso demuestra que somos un país blandengue donde va a seguir reinando el lumpen capitalismo mientras seamos tan blandos.

-¿Cree que hay un tipo de justicia selectiva en el país donde se ven avances en algunas investigaciones y en otras no?

La justicia no es selectiva, la justicia en el Perú es ineficiente y corrupta, eso es lo que hay que decir porque los distintos casos tienen distintos tiempos, no es lo mismo el fiscal que ve el asunto de Keiko Fujimori con el que ve el de Alan García o el que ve el de Alejandro Toledo y Ollanta Humala. Es una falacia. La justicia peruana que incluye al Poder Judicial, Fiscalía y Policía es corrupta.

-¿Cree que se está combatiendo verdaderamente la corrupción en todas las instituciones del país?

La corrupción y el subdesarrollo político están inmersos y abarcan todas las instituciones. Tienen copados todo el sistema que incluye a la Policía, políticos, jueces y fiscales. Ahora solo nos estamos fijando en una cosa pequeñísima y no en todo el universo de corrupción que realmente refleja el sistema judicial de nuestro país y que, una vez más, es consecuencia del subdesarrollo político.

-¿Cuáles pueden ser los pasos para convenir el problema de corrupción en el sistema de justicia?

Lo que estamos haciendo es un esfuerzo pero no va a ser suficiente, hay que dar leyes nuevas, modificar el jurado y todo eso. Básicamente hay que hacer un proceso de purificación del sistema y eso es más que estas cosas anecdóticas que estamos intentando ahora. Incluye corregir el sistema electoral, que está dirigido por juez o fiscal. El sistema de justicia es un gran poder que se ha transformado en una gran mafia y no se soluciona con cuestiones puntuales.

-¿Cree que los roces entre el Ejecutivo y el Legislativo han retrasado la lucha contra la corrupción?

Se supone que todos los casos de corrupción están siendo investigados de manera simultánea. Tenemos que verlos individualmente, no podemos generalizar y decir que solo se investiga a unos porque no sabemos en qué punto está de avance los procesos. Llama la atención la ineficacia del sistema judicial que permite que gente de tan alto nivel y que tiene acusaciones tan graves con pruebas contundentes no este presa.

RECLAMA SERIEDAD A POLÍTICOS

-¿Cree que el problema de la corrupción se solucione con el fin del caso Odebrecht?

El hecho que algunos políticos o fiscales están siendo acusados no quiere decir que se está venciendo la corrupción. Odebrecht sigue siendo fuerte, hay un montón de empresas brasileñas incluidas y aún no son tocadas, también hay empresas de otros países. Es un problema gigantesco y nosotros nos enfocamos solo en lo pequeño. Creo que los políticos tienen que empezar a arreglar las cosas con mayor seriedad y dejar el debate entre el Ejecutivo y el Legislativo.

POR: SCARLET REYES VERÁSTEGUI

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.