Agustín Figueroa: “PPK sin salida: renuncia o lo destituyen”
A+

-¿Qué opina usted de la situación que afronta el presidente Kuczynski luego de las revelaciones de Odebrecht?

Yo considero que la situación del presidente Pedro Pablo Kuczynski es realmente muy difícil. No tiene salida. Y me parece que todo está encaminado para que se retire de la Presidencia, que renuncie o lo vaquen; o que, en su defecto, se enferme, viaje al extranjero y ya no regrese. O sea, para que tenga causales para ser destituido o vacado. Su situación es dificilísima y pone al país en una situación aún más grave de la que estaba hace un mes, porque resulta que él viene cometiendo, según estas fuentes e informaciones, muchas infracciones y delitos desde hace un buen tiempo.

-¿Le parece entonces que la situación por la que atraviesa PPK es insostenible?

Además le ha mentido al Poder Judicial y ha mentido al Congreso de la República. En circunstancias normales el Presidente ya debía haber sido destituido, pero lo han salvado la vacancia por la negociación que tuvo con Kenji Fujimori, quien buscó indultar a su padre Alberto Fujimori. Pero la situación del Presidente es sumamente difícil y en las próximas horas o en los próximos días habría que buscar una solución. Obviamente, la única manera de encontrar soluciones en el país es que coordinen los políticos, los que manejan el Legislativo con los que manejan el Ejecutivo, no hay otra forma.

-¿Le parece que el indulto humanitario se utiliza políticamente para quebrarlo jurídicamente en la Corte IDH?

Claro que sí, son todos los componentes en esta situación política tan caótica en la que vivimos. Pero la utilización política es la correcta. La utilización de una mala política se llama ‘politiquería’. Lo que pasa es que hay una escala inferior en la ‘politiquería’ que son los ‘politicastros’, aquellos que le roban al Estado y al pueblo. Y en este momento la mayoría de los dirigentes de la clase política son considerados ‘politicastros’.

-El tema está en que la ciudadanía relativamente informada ya no le cree al presidente PPK.

Es una pérdida de credibilidad casi total. No hay nada que perder, que no quepa ninguna duda. La Constitución dice que si sale el Presidente ingresa y lo reemplaza el vicepresidente [Martín Vizcarra], punto. Entra Martín Vizcarra y tratará de establecer una relación de Gobierno, una relación de Estado con la gente de la oposición que maneja el Legislativo. Ahora, la opinión pública generalmente no está siempre bien informada en nuestro país, porque desgraciadamente tenemos muchos ciudadanos que no tienen el sentido de la pertenencia, que no tienen un mínimo conocimiento de la realidad. Si renuncia PPK no se acaba el mundo. Se nombra un nuevo gabinete y ese nuevo gabinete tiene que coordinar con la mayoría del Congreso, que fue elegida para gobernar.

-¿Qué tipo de gobierno tendría que ser el que ingrese con el reemplazante de PPK?

Se trataría de un gobierno de emergencia que trabajaría con tranquilidad porque contará con el apoyo de la actual Constitución. Es decir, no hay ni habrá ninguna variación política. Para eso está elegido el vicepresidente de la República que, en una situación como esta, tiene la obligación de asumir la Presidencia. Los partidos de oposición tendrán que trabajar para ponerse de acuerdo y gobernar armoniosamente por el bien común. El Ejecutivo tiene la obligación de gobernar sin descanso para sacar del hoyo al país.

EL PROBLEMA ES LA FALTA DE PARTIDOS

-De cara a las elecciones de 2021, ¿qué podríamos esperar de los políticos antisistema?

El problema del Perú no son los radicales. El problema del Perú es que no hay ciudadanos idóneos y tampoco hay partidos políticos. Lo que tenemos que hacer es divulgar la Constitución y divulgar la Declaración de los Derechos Humanos. Divulgar la Ley de los Partidos Políticos para que la gente milite en los partidos, porque no existe otra forma democrática de gobernar.

ROBERTO SÁNCHEZ R. – [email protected]