“Callao ha sido secuestrado por una red de corrupción sistémica”
A+

-Como miembro de la Comisión Lava Jato, ¿cómo ve lo ocurrido con el gobernador regional del Callao, Félix Moreno?

Lo ocurrido con el gobernador del Callao, Félix Moreno, me parece una cosa escandalosa que se veía venir. Cuando el río suena es porque piedras trae, reza un viejo refrán. Y efectivamente, el río ya sonaba y traía rocas gigantescas. Aquí se habla ya de una corrupción sistémica realizada entre las autoridades del llamado movimiento político Chimpún Callao.

-¿Quiere usted decir que este movimiento político es un grupo de gente enquistada estratégicamente?

Se trata de un movimiento seudopolítico y absurdo que está compuesto por figuras muy cuestionadas y vinculadas a la corrupción, que ha venido manejando el primer puerto como a su chacra, con el apoyo de las autoridades. Ellos han logrado tener influencia sobre el Poder Judicial, el Ministerio Público, sobre la Policía, y, por supuesto, también sobre sus propios parlamentarios.

-¿Qué ha pasado, según usted, en el gobierno regional?

Allí hay una suerte de secuestro o de asalto, por decirlo de alguna manera. El movimiento Chimpún Callao ha secuestrado al primer puerto del país desde hace buen tiempo, lo tienen bajo su total y absoluto dominio e influencia. No hay nada que se haga sino es bajo su poder oculto.

-El magistrado Avelino Guillén sugiere que también se allanen las oficinas del propio Gobierno Regional del Callao…

Eso es fundamental. Eso se tiene que hacer de todas maneras. Y no solamente ello, sino que tiene que detenerse al propio gobernador [regional, Félix Moreno] y las oficinas del gobierno regional son muy importantes porque allí se pueden ver los correos, los pagos ficticios. Mire usted, se han hecho muchos pagos que no se conocen, se han firmado muchas adendas que nadie conoce, hay contratos y desembolsos de dineros de obras desfasadas. En fin…

-¿Por qué cree usted que ahora sale el nombre del asesor brasileño Luis Favre?

Luis Favre es el puente entre las constructoras brasileñas y las autoridades peruanas, porque así ha sido. La coima no debe dejar huellas. Esa es la ley del hampa. No siempre es fácil para esta gente corrupta no dejar huellas, siempre queda algún resquicio de los ilícitos que aparecen por ahí. Es a través de las empresas de publicidad y comunicación, a las que utilizó de puentes para recibir el dinero, porque ese dinero de las empresas no puede salir si no es con nombre propio. La plata de una empresa no sale si no es a través de una factura del contrato de servicios, de proveedores y otros.

-Sobre todo tratándose del primer puerto, que tiene el manejo del transporte aéreo y portuario…

Es la puerta de ingreso y salida del país. En el Callao se mueve mucho dinero, es la región que más dinero mueve en el Perú por habitante. Entonces, resulta incomprensible que en el Callao, siendo una región donde el dinero sobra y abunda, no haya ninguna obra trascendente o que al menos le sirva a la gente de esa ciudad, que en su mayoría solo vive asociada a la delincuencia y la extrema pobreza. Eso me llama la atención.

-Congresista, ¿la interpelación en el Congreso al ministro Martín Vizcarra está pendiente?

La interpelación está suspendida, no está anulada. Mientras sigan las adendas tramposas, regalonas y corruptas, la interpelación tendrá que hacerse de todas maneras. Lo de la adenda del aeropuerto de Chinchero en el Cusco no puede quedar impune de ninguna manera. Allí hay irregularidades muy graves y la manera de llamarles la atención y evitar que se siga con la corrupción en el país es hacer la interpelación para que la opinión pública saque sus propias conclusiones.

-¿Qué recuerdos tiene del golpe del 5 de abril de 1992?

Yo estaba en Camerún, en el Congreso Mundial Interparlamentario de 80 países. En el desayuno, los marroquíes me informaron del golpe de Estado. Yo les corregí que sería en Beirut, pero me insistieron que era en Perú. Dejé el desayuno y llamé a Lima, donde me confirmaron. Me encontré con Máximo San Román y me pidió que lo acompañara a Washington a protestar, pero Fernando Belaunde, jefe de Acción Popular, me dijo que viniera a protestar a Lima, que los trapos sucios se lavan en casa.

Entre Fujimori y Maduro

 -¿En qué difiere el golpe de Estado de Nicolás Maduro en Venezuela con el que vivimos en el Perú en 1992?

En Venezuela el Ejecutivo promueve el cierre de otro poder del Estado a través del Poder Judicial para que sea este el que haga el golpe a través de una sentencia judicial. En el caso de Alberto Fujimori fue una cosa directa. Nos cerró, botó a todos y puso tanques; mientras que Nicolás Maduro ha buscado un pronunciamiento de otro poder autónomo para que asuma esa responsabilidad política.

IMPERTINENTE CONTROLAR MEDIOS VÍA UNA LEY

 “Es una exageración y es inoportuno esto del control de medios mediante una ley. Más aún si viene del fujimorismo que ha tenido una experiencia nefasta con la libertad de prensa. Evidentemente se trata de una ley espuria que llama la atención y que preocupa a todos los demócratas”, afirma García Belaunde.

 ROBERTO SÁNCHEZ R.