Carlos Herrera Descalzi: “El Gasoducto no puede continuar sin proveedor asegurado”

    En el Perú, pagamos más por energía, sostuvo el decano del Colegio de Ingenieros.

    • Fecha Sábado 8 de Junio del 2019
    • Fecha 12:22 am



    -¿Cómo ve la situación actual del Gasoducto, ahora que se sabe que habría estado involucrado en hechos de corrupción?

    El primer punto a destacar es que se trató de un buen proyecto cuando estaba en el sector privado y cuando la responsabilidad para ejecutarlo y la garantía estaba en manos de Odebrecht. Hasta ese momento estaba bien que la garantía esté en manos de la empresa privada, pero para mí es inexplicable hasta el momento cómo se invirtieron los papeles.

    -¿Cuándo dejó de pagar las garantías la empresa privada?

    El Estado decidió licitar el proyecto y las garantías que antes las daba la empresa las pasaron a dar los consumidores peruanos, y ahí es cuando salió la licitación por más de US$ 7,000 millones. Se arrancó con el proyecto y después hubo un momento en el que, por temas de corrupción de Odebrecht, la banca ya no quería comprometerse con el financiamiento del proyecto. El Estado tuvo que dar las garantías y terminó haciéndose de una deuda porque tenía que aparecer obligándose a recomprar los activos a un precio altísimo.

    -¿El precio del gas resultaría adecuado?

    Yo saqué las cifras porque no es difícil hacer el cálculo. Si se pagaba US$ 7,000 millones para un proyecto que iba a transportar 500 millones de pies cúbicos por día, que era una cantidad pequeña, entonces eso me salía a 5 dólares el millar de pies cúbicos. Con eso el precio del gas era prohibitivo. El tema lo estaban disimulando porque los costos los pagaban terceros que no tenían que ver con el asunto, pero eso no quitaba la inversión que tenía el Estado por el proyecto.

    -¿Cuál fue el error?

    El problema es que cuando ya todo estaba listo, no se podían firmar los contratos con los consumidores porque no tenían el contrato del proveedor; es decir, los consumidores se comprometían a invertir, pero querían tener la seguridad de que iban a tener el gas por un determinado número de años y a un precio ya determinado, o sea no se podían comprometer a hacer una inversión de carácter industrial donde el insumo básico que era el gas no les estaba asegurado.

    -¿Qué tan viable y sostenible con el tiempo resultaría el proyecto para que el gobierno lo continúe, si no hay un proveedor seguro?

    Si no tienen asegurado el gas, en estos momentos no puede arrancar un proyecto de esta naturaleza. Para que alguien lo venda tiene que haber alguien que lo compre y, si nadie lo compra, tendría que haber alguien que lo pague. En este caso lo tendría que asegurar el Estado peruano. Y exactamente tendría que hacer uso de sus recursos, sería el que pague el gas sin siquiera consumirlo.

    ODEBRECHT NO ADMITIÓ CORRUPCIÓN

    -El Gasoducto es un proyecto que tiene cláusula anticorrupción, ¿por qué hasta el momento no ha sido activada?

    Porque no es uno de los proyectos en los que Odebrecht haya admitido que hubo corrupción, y es posible que haya sido así porque Odebrecht tenía el derecho de hacer el Gasoducto, pero ellos también daban la garantía y pese a eso el Estado licitó la obra. Para ello hubo dos postores y uno rompió las reglas, quedando prácticamente fuera de la contienda y dejando a Odebrecht como ganador, pero el Estado habilitó el segundo postor y eso era contra Odebrecht. Eso es lo que me hace pensar a mí que ahí no hubo, hasta ese momento, corrupción.

    POR: SCARLET REYES VERÁSTEGUI

    Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.








    Top
    José y Hernando Graña se acogen a colaboración y Pérez desiste de prisión preventiva

    José y Hernando Graña se acogen a colaboración y Pérez desiste de prisión preventiva