César Combina: “Vladimir Cerrón no cree en la democracia”
A+

Por Geraldo Capillo

Desde sus inicios en la política y como ciudadano de Junín se ha enfrentado en más de una oportunidad al fundador de Perú Libre, pero ¿quién es Vladimir Cerrón?

Él es una persona intolerante, no cree en la democracia, no cree en ningún tipo de respeto, y esto nace desde su génesis, desde su formación en casa. Fue elegido dentro de sus hermanos como el líder y hasta ahora se han dedicado a ser sus vasallos. Al joven Cerrón lo mandan a Cuba porque él postuló a distintas universidades en Huancayo sin ningún tipo éxito, y por eso su padre lo manda a Cuba y allí termina la carrera de Medicina y se forma ideológicamente. Allí es donde el modelo del sistema cubano, que yo he vivido claramente en Junín, donde el ‘Che’ Guevara y Fidel Castro son sus modelos a seguir. Él no es un chavista sino un marxista cubano. Es una persona que cree en la guerrilla, en la guerra de clases, que no cree en la existencia de una oposición, no cree en elecciones, y esto poco a poco ha salido en la prensa, pero en Junín lo vivimos claramente.

¿Cómo se gestó el movimiento de Vladimir Cerrón en Junín que, tiempo después, se convirtió en el partido político Perú Libre?

Apenas llega de Cuba forma un movimiento de gente que misteriosamente recibe recursos, que nos recuerda el proceso de las Casas del Alba al inicio del gobierno de Hugo Chávez, espacios financiados para hacer política activa a favor del socialismo del siglo XXI. En Junín, él y su grupo más cercano se movilizan con recursos, se infiltran en el movimiento regional Frente Patriota Peruano del líder de izquierda Mario Canzio, que luego fue congresista y además su más firme opositor antes que él fallezca y antes que yo postule a la gobernación de Junín.

La amistad no terminó en buenos términos…

El señor Canzio lo ve como una joven promesa, lo invita, lo lleva a su movimiento y le ofrece la candidatura a la Presidencial Regional. Él con su grupo de extrema izquierda, postula, se hace conocido como ‘el médico del pueblo’ con supuestamente intervenciones quirúrgicas gratuitas, pero nadie puede dar fe de eso porque no se pueden hacer operaciones de neurocirugía en un consultorio. Él destruyó el movimiento del señor, destruyó el Frente, excluyó al presidente y fundador del movimiento, lo difamó y con ese grupo posteriormente fundó Perú Libre, que gana la gobernación en 2010. A partir de allí comienza la historia de Vladimir Cerrón, que es una historia de corrupción, mala gestión, incapacidad, pero sobre todo ideologización y que ha sumido a una región tan rica como Junín en la pobreza y el retraso.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook, Twitter Instagram.