Elmer Huerta: “El proyecto de alimento saludable debe denegarse”
A+

-Doctor, ¿cómo analiza la posible aprobación del proyecto de ley de la alimentación saludable en el Congreso?

Por siglos, el ser humano se ha alimentado con productos naturales preparados en casa; en los últimos 60 años, después de la segunda Guerra Mundial, empiezan a producirse alimentos procesados y luego los alimentos ultraprocesados. Eso se acompaña por un consumo excesivo de bebidas que contienen demasiada azúcar. Entonces, ante la aparición de alimentos que son procesados y que no son naturales, se produce la necesidad que la gente entienda de manera consciente qué es lo que está comiendo. Allí nosotros tenemos que dar mensajes claros y que estén dirigidos a los más vulnerables como son niños y adolescentes, pues los indicadores revelan que ellos son los principales consumidores de alimentos procesados y ultraprocesados.

-Con esta nueva modalidad, al parecer, se confundiría al público consumidor, sobre todo a los niños y adolescentes…

Hay que ser didácticos y directos en explicarles sobre advertencias que son complicadas, que requieren sacar porcentajes y cálculos. Con el sistema que piensan implantar no va a ser claro para niños y adolescentes, pues están calculados para personas adultas que consumen 2,000 calorías al día, y los niños no consumen eso, los niños necesitan mucho menos que eso. Aplicar esta norma que se quiere aprobar en el Congreso va a requerir que la persona tenga una intención de cálculo. Mientras que el sistema de semáforos, donde menos semáforos contenía el producto, mejor era para comprarlo.

-¿Considera que las advertencias en los etiquetados son primordiales para el público consumidor?

Las advertencias son muy importantes. Yo creo que hemos debido tener las advertencias avaladas por el Ministerio de Salud, publicadas en su reglamento del mes de mayo de este año, que son los octógonos. Eso hemos debido tener. El octógono es una forma geométrica de ocho lados, que es la que está en las calles cuando indica ¡Pare!, ese es el octógono. Allí ha debido poner: “Alto en grasa, no consumirlo, alto en sal no consumirlo, alto en azúcar no consumirlo”. Y lo otro que decía: “Contiene grasas trans: evitarlo”. Así de simple era. Así lo hizo Chile, por ejemplo, donde los niños le dicen a sus mamás que les compren productos que no tengan octógonos, que no tengan señales. Pero con este sistema nuevo, el niño no va a poder hacerlo.

-¿Qué podría generarse con este reglamento, de ser aprobado en el Congreso?

Quien ha generado este proyecto de ley ha sido la Comisión de Protección del Consumidor del Congreso. Ellos acaban de cambiar la norma. Entonces, lo que habría que hacer es que ahora que esto ya ha sido aprobado y que va a ir al Pleno del Congreso, habría que pedirles a los miembros del partido mayoritario [Fuerza Popular] que piensen antes en sus menores hijos o en sus nietos y que, por favor, no piensen en líneas partidarias. Esta es una votación que se va a tomar en el Pleno del Congreso, y yo les pediría que no la tomen por ser miembros de un partido político sino que la tomen como padres de familia o como abuelos responsables del futuro de sus nietos. Eso se llama política de Estado en salud. Yo creo que necesitamos regresar al sistema de octógonos del Ministerio de Salud. Necesitamos que este dictamen sea denegado en el Pleno.

CERO EJERCICIOS

SEDENTARISMO AYUDA A VER MÁS NIÑOS OBESOS

-¿Por qué hay tanto niño obeso que consume comida chatarra?

Es la presencia de dos tipos de productos: uno, alimentos procesados; y, dos, las bebidas extremadamente azucaradas. Y obviamente que el tercer elemento es que la gente no hace ejercicio, pues con las computadoras y el internet ahora se ha vuelto mucho más sedentaria. Por eso esta ley de alimentación saludable contempla que se empiece nuevamente con los programas de actividad escolar física.

ROBERTO SÁNCHEZ REYES
[email protected]