EXSENADOR DE AP

Gastón Acurio Velarde: “Belaunde convenció a los jóvenes para luchar contra la dictadura”

Enviamos un cuestionario que el exsenador, con la ayuda de una de sus hijas, accedió a responder, rompiendo el silencio que ha mantenido por varios años.

  • Fecha Domingo 30 de Junio del 2019
  • Fecha 9:33 am



Gastón Acurio Velarde, cusqueño de nacimiento, pertenece a esa generación de jóvenes brillantes que en la mitad de los años cincuenta conoció a Fernando Belaunde en la Universidad Nacional de Ingeniería. Allí estudió ingeniería civil, se graduó con honores y pasó a integrar el equipo que acompañó al expresidente en la vida profesional, la política y el gobierno. Entre 1965 y 1967, fue ministro de Obras Públicas y Fomento.

En el segundo gobierno de AP fue senador, reelecto en 1990, hasta el autogolpe de Estado de 1992. Desde entonces, de manera digna, puso la actividad política entre paréntesis. Desde hace semanas lo estuvimos buscando para conversar sobre su experiencia de vida en Acción Popular, pero un accidente en el brazo alejó la posibilidad de que nos recibiera personalmente, como era su deseo. No obstante, enviamos un cuestionario que el exsenador, con la ayuda de una de sus hijas, accedió a responder, rompiendo el silencio que ha mantenido por varios años.

-¿Cómo así decidió ser militante de Acción Popular?

Era secretario general de los estudiantes universitarios y por eso tenía vinculaciones políticas con muchos de los que trabajaban con Fernando Belaunde.

-Cuéntenos sus inicios en el partido.

Éramos un grupo de estudiantes que lo escuchábamos y admirábamos. Belaunde era un crítico de la dictadura de entonces y llamaba mucho la atención de los estudiantes.

-¿Cómo influyó este nuevo líder en su vida política?

Nos reunimos para protestar contra la dictadura y, sobre todo, por que estaban impidiendo a Belaunde ser candidato. Nos reunimos con Javier Alva Orlandini, que era uno de los principales dirigentes. Desde aquella fecha ya pensábamos en formar un partido, que al final fue Acción Popular.

-Era un momento de mucha efervescencia política.

En realidad, es Belaunde quien me convenció de la necesidad de luchar contra la dictadura cuando él era catedrático en la Universidad Nacional de Ingeniería. Entonces, a los pocos meses de recibirme como ingeniero civil fui contratado para trabajar en una empresa en Trujillo. Ahí, con un grupo, formamos la sede de Acción Popular en La Libertad, pero siempre con el influjo y admiración que teníamos por Fernando Belaunde Terry.

-A los 35 años usted fue nombrado ministro de Fomento y Obras en el primer gobierno de Fernando Belaunde.

Primero, había sido nombrado secretario general de Acción Popular en un congreso nacional en Huampaní, ante delegados de todo el país. Luego de ello, Belaunde me llamó para colaborar con él en otros aspectos del comité político del partido y, finalmente, me propuso ser ministro de Fomento y Obras Públicas.

-Ese primer gobierno de Belaunde tuvo como frase guía “El Perú construye”. Siendo usted ministro de Fomento y Obras buena parte de la ejecución recayó en su cartera.

Durante mi gestión se construyó la carretera que actualmente lleva su nombre: Fernando Belaunde Terry, porque él consideraba que había que unir puntos fundamentales de la sierra y de la selva.

-¿Cuáles considera que son las principales obras de Belaunde y sus ideas más relevantes sobre el Perú?

La obra más importante de Belaunde fue la Carretera Marginal de la Selva y su pensamiento del Perú como doctrina. En mi etapa de ministro terminamos los estudios de la Marginal. También se hizo la residencial San Felipe, que sacamos adelante pese de la oposición de muchas entidades. Otra de sus ideas más relevantes nace de la admiración de Belaunde por las comunidades campesinas y sus costumbres: Cooperación Popular. Allí no había sueldo, sino el aporte de los campesinos en beneficio de su propia zona.

-¿Qué haría hoy Belaunde, en esta coyuntura en la que prima la división y el desorden?

Estaría muy preocupado por su país, porque él anhelaba lo mejor para el Perú y si encontraba, como se está viendo ahora, las pugnas e inmoralidad en el Congreso, estaría muy disgustado.

-¿Puede contarnos alguna de las ciento de anécdotas que tendrá con el arquitecto?

Una noche estábamos cenando en Palacio de Gobierno, invitados por Belaunde. Éramos trece. Belaunde contó y dijo trece, no. Entonces, mandó a llamar al edecán para que fuéramos catorce, porque recordaba que la noche en que ocurrió la tremenda tragedia en el Estadio Nacional donde murieron cientos de personas, él estaba cenando con trece personas y desde aquella vez le tenía terror a cenar con trece personas.

-Usted fue senador por 12 años consecutivos, ¿considera que debe volverse a la bicameralidad en el Parlamento?

Creo que debe volverse a la bicameralidad, porque la experiencia de los senadores tiene una relevancia de carácter nacional y eso es muy importante para el país.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.










Top
Comisión de Constitución aprueba dictamen que plantea paridad y alternancia

Comisión de Constitución aprueba dictamen que plantea paridad y alternancia