“Hay mucha inestabilidad en Latinoamérica”
A+

Las manifestaciones en Bolivia continúan contra la cuestionada victoria de Evo Morales. ¿Cómo observa tal panorama?

Hay un alto nivel de confrontación. Una parte desconoce el resultado y habla de fraude, y otra defiende el triunfo de Morales. ¿Cuál era la mejor solución? Que la Organización de los Estados Americanos (OEA) hubiera dado fe de las elecciones parecía una salida con un tercero imparcial, pero finalmente pasó a segundo plano. El gobierno ya empezó a cuestionar a la OEA e incluso se proclamó ganador, cuando no podían hacerlo hasta que emitieran una opinión. El camino parece desconocido. Estamos en una etapa de enfrentamientos. Morales se verá debilitado porque antes ganó con un 50 % o 60 %, ahora lo hizo con menos. Vienen tiempos complejos para Bolivia.

-En Chile han cambiado al Gabinete Ministerial. ¿La crisis terminará con la renuncia del presidente Sebastián Piñera o un cambio de Constitución?

No sé si desean cambiar la Constitución. Lo que quieren es un nuevo acuerdo social, que se puede dar por muchos caminos, no solo cambiando la Carta Magna. Es decir, el problema es saber si el gobierno de Piñera está en la capacidad de llevar a cabo la refundación de Chile. La población no quiere traerse abajo el modelo económico, sino cambiar algunas tuercas que el gobierno de Pinochet instauró y no se actualizó en los últimos 30 años.

Piñera ha demostrado que no es capaz de llevar este proceso porque está tomando decisiones muy tarde. Las movilizaciones en Valparaíso y Viña del Mar están empoderadas y saben la magnitud que tienen para cuestionar al régimen y lograr sus objetivos.

-El peronismo ha regresado en Argentina, con Alberto Fernández, pese a que el gobierno de Cristina Fernández fue muy criticado. ¿Cuál es su lectura?

Hay varias. La primera es que la sociedad argentina se ha fraccionado en dos, probablemente como un modelo bipartidista porque hay dos grandes frentes, uno liberal y el otro de izquierda populista. El Congreso y las gobernaciones también están divididos, muy equilibrados. El gobierno de [Mauricio] Macri no pudo satisfacer todas las expectativas y tuvo muchos problemas. El peronismo se ha fortalecido.

-¿Hay un giro a la izquierda?

No sé si es un giro. Sucede que hace unos años se habló de un giro a la derecha cuando ganó [Jair] Bolsonaro, Macri y otros. Pero un giro es un cambio fundamental en las estructuras políticas de una región y dos o tres presidentes en la región no representan a todos. No hay grandes cambios. Estamos en una coyuntura que ha coincidido con victorias de líderes políticos. Incluso, en Uruguay es muy probable que pierda la izquierda. En Chile, la protesta no solo es contra Piñera, sino también contra la izquierda. Otro ejemplo, Nicolás Maduro sigue en el poder, pero está bastante golpeado.

-¿Cree que hay inestabilidad en Latinoamérica?

Estamos en escenarios donde se confunden muchas cosas. Se mezcla el alto nivel de institucionalidad, conflictividad, reclamos sociales, debilidad, nivel de ineptitud, también cómo se puede afectar la democracia. Por ejemplo, una salida de Piñera afecta la democracia, por más que renuncie, se rompe la continuidad. La pregunta es: ¿dónde queda la naturaleza democrática? Estamos en una etapa de mucha inestabilidad en América Latina, que tiene diferentes orígenes.

-¿Podría haber un nuevo caso de dictadura, como Venezuela?

Cada caso es particular. Sin embargo, veo con preocupación lo que pueda pasar en Bolivia o Chile, ya que cada uno tiene características propias. Me preocupa Bolivia porque veo un gobierno debilitado, hay una ciudadanía muy envalentonada y puede generar que los avances que hizo Morales se detengan. De un día para otro no se puede llegar al caso de Venezuela. Esto viene por la ruptura de la democracia, las manifestaciones y protestas, e intervención internacional. El panorama es bastante complejo. Morales busca quedarse en el poder, Piñera parece que no puede llevar a cabo las reformas que le reclaman. Hay escenarios donde está en riesgo la estabilidad democrática, la paz social y económica.

CAMBIOS EN EL RÉGIMEN POLÍTICO

Vidarte Arévalo y Luciano Quispe publicaron el libro ‘Cambios en el régimen político’, donde analizan cuatro escenarios peruanos donde se registraron cambios: 1968, 1980, 1992 y el 2000, con el objetivo de explicar los efectos de cada gobierno, sea democrático o autoritario. A este título se le sumarán otros tres tomos, relacionados con los modelos de desarrollo, el fallo de La Haya y el comportamiento de los grupos de poder.

PERFIL

  • Vidarte egresó de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Es magíster en Relaciones Internacionales.
  • Ha sido docente en diversas universidades de la ciudad, como Universidad de Lima, Pacífico y la Escuela Superior de Guerra Naval.
  • Es coordinador del Grupo de Investigación de Política Exterior del Perú de la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas de la PUCP.

POR: JUAN C. ÁNGELES MORENO

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.