Humberto Pérez Fry: “Lima tiene un transporte antidemocrático”
A+

¿Por qué el transporte urbano es un “caos casi crónico”?

Porque el transporte urbano ha sido entregado en su análisis, estudio, elaboración de propuestas, diseño y planteamiento de soluciones a gente mediocre, que no ha sabido interpretar la problemática, entender sus problemas y menos plantear soluciones viables.

Esto ha sometido a los ciudadanos de Lima al peor de los maltratos imaginables, pese a que pudieron evitarse con adecuados estudios de factibilidad, para lo cual muchos organismos internacionales brindan préstamos, inclusive algunos no reembolsables. Ni siquiera han sido capaces de copiar otros procesos exitosos en el mundo, como los de las ciudades de Ankara y Estambul en Turquía, Curitiva en Brasil, Bogotá en Colombia o Santiago en Chile.

¿Cuáles son, en concreto, las problemáticas a resolver?

Primero. Los larguísimos periodos de viaje podrían reducirse a la tercera parte, permitiendo a la gente rendir más en su trabajos, permanecer más tiempo con sus seres queridos, tener más tiempo para el sano esparcimiento, estudios o simplemente un mayor descanso.

Segundo. La falta de servicios y comodidades de los que carecen en la actualidad, como aire acondicionado en verano, conectores para recarga de sus celulares, entre otros. Para estar al tanto de las noticias, la carencia de ellos hace insufrible sus viajes y daña su salud mental, con las consecuentes bajas de rendimiento en todas las facetas de su vida.

Tercero. Tener periodos de espera en los paraderos más cortos, con paraderos de validación previa, sistemas de pago vía aplicación, precio justo por tramo recorrido y servicio las 24 horas. Hoy se paga el íntegro de la tarifa, así uno recorra 10 cuadras o 50 cuadras.

POR: GERALDO CAPILLO

Encuentra la nota completa en nuestra versión impresa o suscríbete a la versión digital, aquí.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.