Jaime Pulgar Vidal: “Un triunfo de  Perú cambia hasta la política”
A+

-Lo impredecible que resulta la historia. Ricardo Gareca eliminó a Perú del mundial de México 86 y hoy, como nuestro entrenador, nos puede clasificar a Rusia 2018. ¿Hay un cambio en el fútbol peruano?

El fútbol peruano no ha cambiado en los últimos 20 años, desde la salida de Burga y en la era [Edwin] Oviedo. Cambios notables no hay en la FPF, tienen un proyecto a futuro y, a partir de allí, los clubes siguen mal. La presencia de [Juan Carlos] Oblitas, quien como estratega de Perú estuvo a punto de llegar al mundial de Francia 98, pero quedamos eliminados por diferencia de goles, él da muestras de saber muy bien cómo tratar al futbolista peruano… Recordemos que Oblitas trajo a Gareca.

-¿Hay una responsabilidad histórica de ganar en Buenos Aires, o no es para tanto?

La responsabilidad la tienen los argentinos, por lo que representa de por sí su historia futbolística. Nosotros tenemos ilusión más que responsabilidad. Una ilusión bien trabajada es una ilusión posible de lograr, de plasmar. Ahora, ellos han sido campeones mundiales dos veces, han estado presentes en los últimos mundiales. Al único mundial que no fueron fue a México 70, de donde Perú los eliminó. Entonces, la responsabilidad es de Argentina.

-¿Un equipo como el que dirige Gareca marca la excepción respecto a otros seleccionados peruanos en juego colectivo?

Tuvimos un equipo así con la selección de Juan Carlos Oblitas en 1997, sólo que no se previno lo que iba a pasar en el partido con Chile, donde el manejo psicológico no bastaba. Hizo falta algo más. Me imagino que esta vez Perú viajará a Buenos Aires con un grupo de seguridad y un número mayor de efectivos, para evitar que pase lo de Santiago en 1997, donde le metieron un “manazo” al capitán de la selección de Perú, Juan Reynoso. Me imagino que los argentinos algo harán para que el equipo peruano se fastidie.

-¿Después de cuántos años se vive en el Perú un fenómeno social de tanta algarabía?

Yo creo que esto no se ve desde el año 1985, cuando Perú le gana 1-0 a Argentina con gol de Oblitas y con una marcación espectacular de Reyna a Diego Armando Maradona. Es más, ni en el año 1997 lo vivimos, cuando Chile anota 4 goles que le sirvieron para clasificar al mundial de Francia por mayor diferencia de goles. Ocurre que ahora hay más medios que antes y tenemos las redes sociales que nos acercan las imágenes de una manera increíble. Vivimos euforia futbolística por lógica, pues venimos de varias décadas de sufrir frustraciones.

-¿Este momento futbolístico de la selección peruana era previsible?

No, en absoluto, jamás se me pasó por la cabeza, de verdad, que viviríamos un momento así. La generación actual debe saber de la historia del fútbol peruano. El fenómeno fútbol sirve para dos cosas: para crear barreras entre los rivales y también para unificar. El fútbol unifica cuando te sientes igual al otro, en este caso nos sentimos todos peruanos identificados por la blanquirroja. Ojalá que este ambiente futbolero se amplíe en otras esferas de la vida social; que sirva para empezar a construir una serie de proyectos que tenemos la necesidad de construir como peruanos. Estoy seguro que si Perú gana en Buenos Aires las cosas cambian, y hasta los políticos van a tener que cambiar de chip respecto al quehacer nacional. Eso nos obligaría al cambio de planes.

HOY EN DÍA ES OTRA REALIDAD

-Perú está preparado para lograr la clasificación. ¿Pero estaría preparado para competir en el mundial de Rusia?

Si me preguntabas eso a mitad de la eliminatoria yo te decía que no, en absoluto. Y cuando nos dieron los tres puntos en mesa ante Bolivia te decía lo mismo. Pero ahora se han juntado una serie de circunstancias que son Gareca, Oblitas, y tras el triunfo ante Ecuador se corona el objetivo del trabajo elaborado por el gerente de la FPF.

ROBERTO SÁNCHEZ REYES / [email protected]