“La cuestión de confianza no  debe verse como intimidación”
A+

Gastón Soto Vallenas, abogado de la Universidad San Martín de Porres con estudios de Maestría y Doctorado en Derecho en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

-¿Que implica una censura a un ministro y el rechazo a la cuestión de confianza que pide el Ejecutivo?

El mecanismo en el control interpoderes lo conforman fundamentalmente la interpelación, la censura y el rechazo de la cuestión de confianza. Un mecanismo de control se deriva del otro, pero son independientes a la vez. Me explico, la Interpelación es una forma en la cual el Parlamento obliga al Ejecutivo, vía el Consejo de Ministros, a presentarse ante el Pleno del Congreso para responder un pliego interrogatorio sobre un contenido temático que se refiere a temas de interés ciudadano que han sido observados por el Congreso y que es materia de cuestionamiento.

-¿La censura al ministro Saavedra sería una realidad, ya que se requieren 66 votos para aprobarla y Fuerza Popular ostenta 72 curules?

La interpelación, por la cantidad de votos que requiere tanto su presentación como la admisión, no es la que se exige para el caso de la censura y rechazo de la cuestión de confianza. Toda interpelación es un mecanismo de control que legalmente puede usarlo la minoría parlamentaria, porque no se requiere un alto porcentaje de votos a favor. Es más, como consecuencia de la interpelación no necesariamente se tiene que llegar a un pedido de censura o un rechazo de la confianza. Alguien tendría que plantearlo y eso es otro caso.

-Son mecanismos de control político…

La censura y rechazo de la cuestión de confianza son mecanismos efectivos de control, en la medida en que si un ministro o el Consejo son censurados o le es rechazada su confianza, sea el ministro o el Consejo, tendrían que renunciar de forma indefectible y el presidente de la República tendrá que aceptar la dimisión en el plazo de 72 horas. La censura no requiere derivarse de una interpelación porque incluso puede promoverse sin necesidad de interpelación. Una cosa no necesariamente amarra a la otra. La censura a un ministro y el rechazo de confianza tienen efecto en que, si se aprueban ambos, el ministro tiene que renunciar y ser removido del cargo.

-¿Le parece a usted que el Parlamento percibe como intimidación el pedido de cuestión de confianza de parte del Ejecutivo?

No debería verse como una intimidación. No sabemos si se ha planteado la cuestión de confianza por el Ejecutivo. Una crisis ministerial tendría que darse cuando se produce una remoción de todo el Consejo de Ministros y se ha censurado y quitado la confianza a dos gabinetes ministeriales seguidos. La Constitución señala que para que el presidente de la República pueda hacer uso de la facultad que le otorga para disolver al Congreso debe censurarse antes a dos consejos o gabinetes consecutivos.

-¿La cerrada defensa del Ejecutivo al ministro de Educación hace colisionar a ambos poderes del Estado, creándose un conflicto suicida?

Eso dependerá de la evaluación y del criterio que maneje el Ejecutivo de defender al titular de Educación. Pero habría que sopesar por el lado del Legislativo, cuáles son las razones por las que lo quieren censurar. Se estima que es por presunta corrupción en materia económica en los Juegos Panamericanos 2019, así como presuntas irregularidades en la compra de computadoras en el Minedu. El Congreso lo hace políticamente responsable de los actos irregulares en el sector Educación, y una vez censurado y con un rechazo de la cuestión de confianza sería obligado a renunciar a su cargo.

-¿Hay antecedentes en gobiernos anteriores?

La censura a la expresidenta del Consejo de Ministros Ana Jara en el Congreso propició la caída de todos los integrantes del gabinete ministerial en pleno. La censura fue a ella, pero por su condición de presidenta de la PCM los demás ministros estaban obligados a presentar su renuncia. Pero como no todos fueron censurados, sino sólo la cabeza, algunos pudieron volver a ser nombrados bajo la presidencia de un nuevo premier.

(RECUADRO)

Pueblo soluciona conflicto de poderes

“Los conflictos entre poderes se solucionan, sin duda, con la participación del pueblo. ¿De qué manera? Dándole la oportunidad para que el soberano vuelva a expresarse y solucione el conflicto a través de elecciones. Antes, tiene que crearse la condición, es decir si el partido político que maneja la mayoría en el Congreso es el que genera la censura a dos consejos de ministros. Entonces, el proceso de renovación del Congreso se producirá a través de un proceso electoral. El pueblo dará la razón al partido mayoritario que manejó la decisión analizando si hizo lo correcto. El tema técnicamente es interesante”, afirma Soto Vallenas.

 

 

Roberto Sánchez Reyes