“La vacancia no implica que PPK irá a la cárcel”
A+

-Doctor, si se juntan las firmas para la vacancia, ¿qué puede suceder con el presidente Kuczynski una vez fuera del poder?

Si es que lo vacan en el Congreso, el señor Kuczynski no va a irse a la cárcel. No hay esa posibilidad, pues el Presidente de la República estará sujeto a juicio, porque hay presuntos delitos. Una vez que baje del cargo la decisión que se tome sobre la vacancia no tendrá nada que ver sobre la valoración probatoria de lo que muchos reclaman, en lo que se refiere a su participación criminal sobre estos hechos. Suficiente es que se considere un acto de incapacidad o que se mantenga una situación de incapacidad moral para no mantenerse en el Gobierno. Ocurre que el Presidente no tiene la legitimidad que requiere o no tiene la credibilidad del caso para poder tener la legitimidad en un sistema presidencialista. El Parlamento tiene que tomar la decisión. La sucesión es válida y legal, si es una herramienta constitucional que lo haga. Inconstitucional sería que se produzca un golpe de Estado; eso sí es grave.

-¿La incapacidad moral estaría en la ocurrencia de acontecimientos en torno a su desgastada figura presidencial?

La incapacidad moral para mantenerse en el Gobierno, en el terreno de los hechos sí se ha estado dando, si se toma en cuenta la ingobernabilidad que vive el país, el poco crecimiento económico y el ruido político permanente, son elementos que se están dando como para que se produzca una interrupción del periodo presidencial. Pero la vacancia y los hechos punibles son actos totalmente separados. Existe el riesgo de que se produzca una interrupción de facto, si esta situación se agrava como se está viendo que puede suceder.

-¿Cómo discernir una sanción política de los hechos penales que envuelven al mandatario?

La vacancia es una sanción política. Entonces, la finalidad esencial de este procedimiento político es el retiro del funcionario. O sea, no tiene nada que ver sobre los hechos delictivos. Eso, finalmente, es competencia del Poder Judicial. Y el Presidente de la República debe responder, sea vacado o no, una vez que cumpla su mandato a un procedimiento judicial propiamente dicho, pero, reitero, donde no tiene nada que ver la figura de la vacancia presidencial.

-¿La incapacidad moral que aducen sus opositores es una valoración meramente política?

La incapacidad moral es una valoración política. O sea, la causal es política, porque la incapacidad moral permanente es un elemento muy subjetivo, pues ¿cómo se puede determinar sobre una incapacidad moral permanente? Es un criterio subjetivo que está valorado a un criterio político esencialmente y quien califica y determina ese hecho es el Parlamento.

-¿El problema tiene partida de nacimiento en el terreno constitucional?

El gran problema de nuestra Constitución es que las instituciones no han sido desarrolladas adecuadamente. Por ejemplo, la Ley Orgánica del Ministerio Público es del año 82, pues la Constitución del año 93 considera un nuevo Ministerio Público, donde la cabeza visible es el fiscal de la Nación, porque habla del Ministerio Público persecutor del delito. Muchos entienden que es el fiscal, pero no es así, no es el fiscal sino la entidad como corporación. Entonces, existe el deber de tener un fiscal sólido, fortalecido, con credenciales éticas y morales que lidere la lucha contra el crimen y contra la corrupción, pero no la tenemos. Por eso aparecen otras figuras que terminan liderando estos procesos.

PROBLEMAS EN EL CNM, EL PJ Y EL CONGRESO

-¿Cómo se explica la situación institucional y su desarrollo inadecuado en materia constitucional?

Cuando vemos que tenemos problemas en el Consejo Nacional de la Magistratura, en el Poder Judicial, en el Congreso de la República, las máquinas funcionan mal porque los derechos en el Perú poco a poco han empezado a afianzarse, a raíz de determinados actos de algunos jueces y magistrados e inclusive en el Parlamento, donde han empezado a florecer los derechos.

Por: ROBERTO SÁNCHEZ R. – [email protected]