Pedro Spadaro: “Presidente Vizcarra, apóyenos en la lucha contra la anemia”

  • Fecha Martes 21 de Mayo del 2019
  • Fecha 6:50 am



–¿Cómo se inicia el programa piloto “Anemia Cero”?

Se identificaron dos colegios iniciales en Pachacútec. El Ministerio de Salud hizo un trabajo de desparasitación y toma de muestras en sangre (tamizaje) en los niños y se identificó a 50 de ellos que tenían anemia. Inmediatamente se comenzó a trabajar con los padres de familia, profesores y directores de ambas instituciones. En las casas de cada uno de ellos se buscó cambiar los hábitos alimenticios, incluyendo menestras, vegetales, sangrecita, bofe y alimentos ricos en hierro en sus dietas para mejorar sus niveles de hemoglobina. Además, se incluyó la “galleta antianemia” durante 45 días, primero en los colegios y luego en casa, los sábados, domingos y feriados, pero no solo se trataba de una visita que terminaba en la puerta, sino ingresábamos al hogar y hacíamos que el niño consumiera la galleta, para evitar que se la dé al papá, hermanito o a la mascota. Además, asegurar que la consuma con limonada o un refresco inocuo. Por ejemplo, la galleta no se puede combinar con leche, porque el calcio anula el efecto del hierro.

–¿Cómo tomaron los padres de familia esta preocupación por parte de ustedes?

Casi todos pensaron que solo se trataba del simple lanzamiento de un programa. El segundo día los padres nos miraban y nos decían: “es verdad que iban a venir”. Cuando fuimos a sus casas, generamos confianza en ellos y una empatía que los hizo entender. “Es verdad que quieren curar a mi hijo”, reconocieron. Actualmente, los padres cuyos hijos han sido beneficiados dicen: “hoy mi hijo estudia, capta, salta, corre, es otro, porque cuando estaba con anemia se mostraba cansado, con los brazos caídos, siempre con sueño y no prestaba atención en clases”.

–¿Ahora cuál es el reto en esta lucha contra la anemia?

El programa “Anemia Cero” busca recuperar a otros 500 niños. En esta oportunidad vamos a corregir algunos errores que pueden haber existido en el plan piloto. Todas las cosas que han sido positivas las vamos a continuar igualitas; sin embargo, existe una preocupación en poder cubrir todo el distrito porque evidentemente no tenemos el presupuesto adecuado para tamaña responsabilidad. Entonces, aquí sí amerita la participación del propio presidente de la República, Martín Vizcarra, de la señora ministra de Salud, de la ministra de la Mujer, que tiene que ver con el tema de la primera infancia, así como de la señora ministra de Inclusión Social, que ve justamente los programas sociales, a quienes ya les hemos remitido la documentación y las pruebas respectivas.

–¿Es muy costoso aplicar este programa y el precio de la galleta antianemia?

Bueno, este programa inicial no nos ha costado mucho. Más o menos proyectamos un presupuesto aproximado de unos 9,000 soles para la compra del producto; obviamente si yo incluyera el personal, el presupuesto va a ser un poco mayor. Acá convocamos especialistas para que nos diseñen una estrategia. Se trata de un equipo multidisciplinario en el que hay psicólogos, nutricionistas, médicos, profesionales de primera línea que nos han trazado la estrategia y han plasmado la capacitación a los padres, las visitas domiciliarias. Incluso hay pedagogos involucrados que han trabajado con los niños.

–¿Se ha identificado por qué hay índices elevados de anemia en Ventanilla?

El problema de la anemia en Ventanilla se puede deber a muchos factores: la falta de agua potable, desagüe o falta de aseo. Hay una brecha social amplia, pero no solo en nuestro distrito. sino en todo el país. No hay adecuada alimentación. Muchos niños no toman desayuno porque los padres no tienen los recursos o en casa se están consumiendo los alimentos que no son ricos en hierro, saludables para la criatura. Muchos padres desconocen que se puede preparar un tallarín saltado o un arroz chaufa de hígado, que pueden preparar ricos postres con sangrecita, mazamorras, picarones y una serie de alimentos.

APLICACIÓN EN TODO EL PAÍS

–¿El éxito de este proyecto piloto puede servir de referencia para otros programas sociales?

La idea es que este programa pueda ser aplicado en todo el país. Ya se han comunicado con el ingeniero Julio Garay, creador de las galletas Nutri Hierro, desde el distrito ayacuchano de Uchuraccay, y acaban de lanzar el programa en esa localidad, que quizás tiene el 90 % de anemia en sus niños. Pero el ingeniero es consciente de que no solo la galleta logra los buenos resultados, tiene que ver mucho con la capacitación, con la visita domiciliaria, porque si no, ¿qué sucede cuando no hay clases?

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.











Top
Domingo Pérez: Es notorio el blindaje del Congreso a fiscales Chávarry y Gálvez

Domingo Pérez: Es notorio el blindaje del Congreso a fiscales Chávarry y Gálvez