Presidente de Aspec pide cárcel por especulación y acaparamiento [Entrevista]
A+

En estos días de cuarentena por el coronavirus se han observado comportamientos inusuales de consumidores y productores. ¿Cómo analiza esta coyuntura?
-Lo sucedido nos lleva a reformular paradigmas que creíamos inamovibles en materia económica y legal. Durante años se ha pensado que se tiene que dejar todo liberado al juego de la oferta y demanda. Estamos viendo que cuando eso sucede pueden generarse catástrofes y comportamientos espantosos por parte de empresas. Hemos visto cadenas de cines que despiden a sus trabajadores hasta que se levante el estado de emergencia; hemos visto supermercados que cuando uno recoge un producto de los anaqueles en la caja de pago te cobran el triple; cerveceras o fábricas de gaseosas que están conminando a sus trabajadores a ir a laborar como si se tratara de productos de primera necesidad. Hemos visto a las aerolíneas que han hecho lo que han querido los primeros días de la crisis. Entonces nos damos cuenta de que ocurre lo mismo con los bancos porque estos sostienen que van a adoptar medidas libradas a su voluntad, y acá falta regulación frente a momentos de crisis. Vemos que el Estado ha tenido que regular lo que hace unos días era impensable, suspendiendo derechos como el derecho a la libertad, a la libertad de tránsito, a la inviolabilidad del domicilio; ha dictado restricción domiciliaria, toque de queda, etc.

Debemos tener en cuenta que asistimos a un nuevo escenario…
-Asistimos a un nuevo escenario en la que la legislación no estaba preparada. Los precios en los mercados se han disparado en una forma exponencial. Tenemos, por ejemplo, que en el Mercado Mayorista, el ultimo martes ingresaron alrededor de 8,700 toneladas de alimentos y el martes anterior ingresaron 7,400; es decir, esta vez ingresó un 20% más de comida al mercado y, sin embargo, los precios se han disparado. ¿Cómo se explica eso?

Se supone que cuando hay una mayor oferta, los precios deberían bajar. Esta pasando exactamente lo contrario…
-Eso se llama exactamente especulación. Entonces debemos hacer cosas, no como bomberos cuando algo ocurre. Hay que pensar en medidas para el futuro porque esto puede volver a pasar. El tema del coronavirus no sabemos cuánto va durar, pero es posible que esta cuarentena se extienda. En algunos países ya se estima que serán extendidas por meses. No solo semanas. Se deben adoptar medidas legales. El Estado debería restituir los delitos de acaparamiento y especulación y elevar las penas.
En el 2017, cuando se produjo el fenómeno El Niño, esto se vio con claridad; la botella de agua llegó a costar 10 veces más y lo mismo ocurrió con los alimentos. Fue precisamente en ese escenario que en el Congreso se aprobó un proyecto de ley que castigaba ese tipo de conductas y se elevaba las penas a 6 años de prisión efectiva. Había consenso para ello pero por presión o lobbies este proyecto se estancó y seguimos con la misma regulación blanda. En el Código Penal se habla del delito de especulación de una pena máxima de 4 años, pero nunca se aplica. Ahora se deben endurecer bastante las penas. Luego se tiene que establecer mediante ley para restituir sistemas de control de precios cuando se traten de situaciones de catástrofes como estas, las que involucren un peligro para la salud y la vida de las personas. Aquí entran la categoría de alimentos, medicamentos y demás porque no puede ser que las empresas lucren de esa manera. Se pueden establecer medidas de precios. Yo sé que esto suena a comunismo, al primer gobierno aprista, pero se debe hacer porque este clase de abusos tienen como principales víctimas a las personas de menores recursos económicos.

¿Hacer que el mercado actúe libremente en este escenario es la solución?
-Es un crimen porque una cosa que se dice ahora con el coronavirus es lavarse con abundante agua y jabón. Hay miles de hogares que no tienen agua y encima los alimentos escasean, no pueden salir a trabajar y los mercados están con el quíntuple de precios .¿Cómo el Estado va estar pasivo ante esa mala práctica empresarial e inhumana?

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.