Raúl Prado: “Escuadrón de la muerte es una novela de ficción”
A+

–Comandante Prado, ¿usted participó en el operativo policial realizado el 27 de febrero de 2015 en Piura, tal como se le acusa?

No, en esa fecha y como ha quedado demostrado en la investigación con el video  visualizado en la Fiscalía, yo me encontraba en una acción cívica dirigida a 100 niños, niñas y adolescentes trabajadores de la calle del Programa Nacional Yachay del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables en San Isidro.

–Si usted no estuvo presente en ese operativo policial en Piura, ¿fue usted quien planificó dicho operativo?

Yo no planifiqué el operativo, tal es así que cuando yo viajé a Piura, la unidad que estuvo a cargo de dicho operativo aún no existía. Es más, ni siquiera conozco a los oficiales a cargo del operativo. El Ministerio Público me sindica de haber yo planificado el operativo, por haber viajado días antes. Sin embargo, yo viajo a Piura por otro evento delictivo que iba a suceder y del que tomamos conocimiento a través de informantes, pero que al final no se llevó a cabo.

–¿Qué espera como resultado de la audiencia de prisión preventiva solicitada contra usted?

Espero que el juez sea imparcial y objetivo, que no se deje influenciar por la presión mediática de la cual se está valiendo el fiscal para que me encarcelen. Y todo esto en una clara demostración que ante la ausencia de pruebas en mi contra recurran a sus aliados de ciertos medios de comunicación. Fundamenté cómo es que yo, en un primer momento mayor de la Policía y luego comandante, voy a pasar por encima de coroneles y generales para realizar este tipo de operativos. Esto debe quedar claro y obvio que lo sabe uno que ha participado en todos estos operativos pero, como [el personaje que me acusa] está en actividad y teme perder poder, no habla las cosas que realmente han ocurrido. Este es el general Lavalle Santa Cruz, a quien el fiscal no toca, al igual que el mayor Briceño Otero.

–¿Por qué considera que el fiscal Álvaro Rodas tendría una fijación contra usted?

Se debería a que desde un inicio que tomé conocimiento de las irregularidades cometidas por parte de este fiscal en la presente investigación, solicité su exclusión por carencia de objetividad, por pretender inducir a testigos. Lamentablemente, como hay un espíritu de cuerpo a favor de los fiscales, nos denegaron el pedido, hemos solicitado su exclusión hasta en tres oportunidades. Yo estoy llano a que me investiguen, he asistido a todas las diligencias que el fiscal me ha citado, lo único que pido es que esta investigación la realice un fiscal objetivo, no un fiscal como Álvaro Rodas, cuyo odio hacia mi persona es manifiesto.

–¿Considera usted que se le acusa de haber dirigido operativos policiales de manera arbitraria?

Los implicados que han declarado en la investigación, ninguno me vincula con el operativo policial del 27 de febrero de 2015.  Sin embargo, la Fiscalía, basada en  testimonios de testigos en reserva, me involucra en el caso y me incluye en la presente investigación del año 2017, a más de un año de iniciada la investigación penal. Se me acusa de dirigir un Escuadrón de la Muerte que nunca existió. Se trata de una novela de ficción. Y no es más que una persecución del fiscal, quien en los casos donde hay operativos con muertes me incorpora.