“Rescatemos a niños con cáncer y leucemia de las garras del INEN”
A+

-¿Qué tiempo de experiencia tiene usted trabajando con los niños que padecen cáncer y leucemia?

En los “Ángeles de los Arenales” tenemos 15 años luchando por los niños que padecen de leucemia y cáncer. He logrado el Primer Centro de Trasplantes de Médula que funciona en el piso 8 del Hospital del Niño, que antes era un elefante blanco que no servía para nada. Después de muchas luchas y de haber conseguido cien mil firmas, sacar los niños a las calles y llevarlos al Congreso, logramos que se hiciera el primer centro de trasplantes de médula. Todo lo hicimos a pulso y constante lucha social.

-¿Usted ha visto de cerca el sufrimiento de los niños que vienen de provincias a Lima con neoplasias que requieren ayuda urgente?

Por supuesto, es a ellos a quien ayudamos. También logré que se firmaran convenios con los hospitales Jackson Memorial de Miami y me traje del St. Jude’s Hospital de Memphis (Tennessee, EE.UU.) el proyecto del centro de trasplantes. Hemos podido salvar vidas de niños que estaban desahuciados. No podía cruzarme de brazos ante tanta indolencia que aprendí a ver en el INEN. El centro de trasplantes no tenía cuándo empezar a funcionar y llevé muchos niños al extranjero para salvarles la vida. Tengo ahorita cuatro niños en el Garrahan de Buenos Aires. Aquí el INEN no funciona como debiera.

-¿Por qué cree que hay oposición para descentralizar la atención a niños con cáncer que viven en provincias?

Hay personas a las que les asustan los cambios. La ministra [Patricia Salas] debe salir a explicar primero qué pretende hacer. Porque es un hecho que el INEN no funciona, es un hospital colapsado de mucha antigüedad y que es manejado por un grupo de personas enquistadas, sin que se mejore la atención a los niños que vienen desde provincias, quienes muchas veces abandonan el tratamiento por lo caro que les resulta venir a Lima. En el mundo es totalmente lo contrario, se salva el 85 % de estos niños, mientras en el Perú el 95 % fallece. Conozco todo lo que sucede y lo que vive cada paciente. Es cruel, inhumano y tengo demasiados padres que lo atestiguan y lloran ante tanto dolor.

-¿Cuál es el principal problema en el INEN?

No es posible que mantengamos un hospital con tanto atraso. Y es que tener un ala en hospitales de adultos es inhumano. Si tienes la desgracia de caer en emergencia, entonces conocerás una emergencia colapsada. No hay una persona que no se haya quejado del maltrato que reciben sus niños. El INEN está colapsado, no tiene asepsia. Las medicinas con las que trabajan son de baja calidad, procedentes de China y la India. Urge hacer un cambio de raíz y eso es lo que yo aplaudiría de este gobierno. Si seguimos subsistiendo en condiciones en las que se opera con la salud oncológica, vamos a ir al fracaso. El INEN tiene que abrirse porque huele mal, huele a muerte cuando debería oler a vida. Las enfermeras son aprendices que no tienen especialización y maltratan a los niños quemándoles sus manitos, haciéndolos gritar por no poder encontrarles una venita. Los niños no fallecen por la enfermedad sino mueren porque no había cama o porque le interrumpieron la quimioterapia o porque la doctora no estaba. No había ni morfina ni respirador para los niños. Esto es terrible.

-¿Cuál es su principal objetivo?

Yo hoy estoy luchando por el primer hospital oncológico del Perú.

Soy de la idea de rescatar a los niños del INEN, de sacarlos y llevarlos a lo que es un hospital en medio de un parque verde, lindo, especial para darles color, esperanza y vida a los niños. Hay más o menos 3 mil nuevos casos por año y la mitad de ellos son niños que proceden de Aguaytía, Piura, Talara, Ica, Lambayeque y muchos departamentos donde no se detectan ni saben que tienen la leucemia, y llegan cuando ya es demasiado tarde y fallecen.

El INEN es obsoleto porque no tiene investigadores ni trabajan a nivel de ciencia. Sabemos que la mayor parte de los niños con leucemia vienen del norte del país y parte de la selva y, entonces, ¿por qué no se ha mandado a investigar a esos lugares? La mejora para mí sería rescatar a los niños del INEN y llevarlos a un nuevo hospital y traer oncólogos del extranjero, especialmente de Alemania, que son los mejores.

AYUDA EN LA CALLE

 Hace 15 años empezó recogiendo mendigos y enfermos mentales de la calle. Arlette, de 6, fue la primera niña con leucemia que llegó a sus brazos.

“Estaba caminando por Barranco cuando una mujer de Serenazgo me entregó a su hija y desesperada me dijo: ‘Ayúdame, María Teresa, ayúdame’. No pude negarme.

Me organicé con mis amigas y salimos a hacer colectas. Pensé que podíamos salvarla con las quimioterapias. Pero Arlette murió”, recuerda María Teresa Dulanto.

OBJETIVO: NIÑOS ENFERMOS DE CÁNCER

María Teresa Dulanto es presidenta de la Asociación “Ángeles de los Arenales”, una entidad que lucha por salvar la vida de niños enfermos de leucemia y otros tipos de cáncer. Una de las metas de esta institución es lograr que se construya un hospital oncológico inclusivo para los niños de extrema pobreza.

ROBERTO SÁNCHEZ REYES

[email protected]