Psicólogo Manuel Saravia: “Siete de cada 10 peruanos sufren ansiedad”
A+

Mucha gente sale a las calles con mascarillas mal colocadas y sin respetar el distanciamiento social, ¿por qué somos reacios a acatar las nuevas reglas sanitarias?

No podemos decir que todos los peruanos se portan mal porque, después de más de cien días, hay zonas donde se registra un contagio mínimo. Una primera lectura es que hay un personas que se resisten a obedecer las reglas. Una de las primeras consecuencias de la pandemia es la ansiedad, que hace que las personas no puedan dormir y genera incertidumbre ante los problemas económicos.

Hay muchas personas desempleadas, otras que se contagiaron de Covid-19 y se han quedado sin empleo, esto ha generado niveles muy altos de ansiedad con comportamientos que van desde la falta de sueño, más agresividad, irritabilidad, hasta estar a la defensiva y ser más hostiles.

-¿Cómo impacta la cuarentena obligatoria en nuestra conducta?

El impacto de la cuarentena tiene dos características; la ansiedad y la depresión. Hay varios sectores de la población que son afectados, tenemos a los adultos mayores, los jubilados, que antes salían a dar sus vueltas al parque o a visitar a su familia pero ahora no pueden hacerlo. Ellos se deprimen pero ya se están adaptando. También tenemos a los que tienen entre 60 y 75 años y se enfrentan al desempleo, cuando tienen una familia que mantener. Otro factor en el Perú es que el 70% de trabajadores son informales y tenemos un promedio de 4 millones de desempleados, que es como si viviéramos en una guerra.

En un país como el nuestro, lo normal es que haya 20% de la población afectada emocionalmente, con problemas psicológicos y psiquiátricos, con la pandemia se proyectaba un 40%, pero una reciente encuesta revela que 7 de cada 10 peruanos sufren de ansiedad.

-¿Cuánto se han afectado nuestros niños después de cien días de confinamiento?

Nuestros niños del Covid , a pesar de ser resilientes, ahora, después de tres meses de confinamiento, están empezando a somatizar. Tienen problemas para dormir, dolores, sienten el embate del encierro. Somos un país con muchas brechas, pensamos que el Perú es Lima y la zona donde vivimos, y no pensamos que hay niños que viven con cinco o más personas en una sola habitación o en dos, sin ventana a la calle, eso les afecta.

Tenemos 120 microclimas, 90 están en el Perú, debemos ver a nuestro país como un conjunto de microrrealidades y cómo atender y qué necesita cada realidad, para acercar las brechas.

-¿Y qué sucede con las personas que han tenido que hacer teletrabajo?

Una gran cantidad de trabajadores del Estado o de empresas privadas han estado haciendo teletrabajo y tienen mucho temor de regresar a la oficina, porque ahí se han reportado casos de Covid-19, incluso han fallecido compañeros. Esto es el síndrome de la cabaña, el miedo a salir de casa. Por un lado hay personas que están desesperadas por salir a la calle y no respetan el distanciamiento social. Otro sector tiene temor de salir.

COVID-10 CAMBIÓ LOS RITUALES

“Tenemos muy arraigado el contacto físico y muchos tenemos un familiar o un conocido que ha fallecido por el virus, eso genera estrés. El Covid-19 nos ha cambiado todo los rituales, hasta del duelo. He tenido casos de personas que han recibido restos de un familiar envueltos en un plástico especial y no saben a ciencia cierta si se trata de su pariente. El trabajo de duelo desde la salud mental debe replantearse y usar más las redes sociales, las atenciones virtuales”.

POR: ISABEL ZAMORA

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.