“Solución está en educarnos y en el reciclaje”

-¿Qué opina del proyecto de ley presentado para reducir el uso de bolsas de plástico?

Hace tres años se viene presentando el mismo proyecto para reducir el uso de plástico convencional, cuando todos sabemos que el material de polietileno crea problemas. A la vez, sabemos que la solución radica en dos formas de actuar: primero pasa por educar a la población para que no se boten los desperdicios en las calles sin ninguna separación, como se hace en Europa, donde se separa lo que es de vidrio y de plástico.

 -¿Cuál es la segunda solución?

La otra solución es el reciclado, pues en Lima hay una planta que recicla polietileno para hacer botellas y el 50 % de ese reciclado tiene similar contenido al que se toma en un litro de agua o gaseosa en botellas recicladas. Ahí está la verdadera solución del problema del plástico. Ahora, ¿quiénes empujan esta campaña psicosocial? Hablan de una manera muy subjetiva y dicen que el plástico biodegradable no existe. Hace unos días la Unión Europea indicó que el oxobiodegradable es un plástico prohibido en la zona europea. El oxobiodegradable es un plástico obtenido de la papa, la yuca y otros productos donde se producen plásticos que sí son degradables, pero su costo es altísimo. Es aproximadamente tres veces el costo del que viene del petróleo.

-¿Cuál sería su pedido a los legisladores que tienen la responsabilidad de aprobar el Proyecto de Ley N° 2368/2017-CR que prohíbe el uso de bolsas de polietileno?

Este negocio del plástico oxobiodegradable vende el producto tratando que, de acuerdo a ley, se eche un producto al fabricante de plástico. Aquí lo lograron solo para los productos que se le venden al Estado, y realmente con ningún resultado positivo. Lo pueden comprobar, ya hemos pasado por esta situación varias veces. Espero que los congresistas no se dejen engañar esta vez y que los fabricantes, como la población en general, tampoco se dejen sorprender.

-¿Qué propone usted ad portas de aprobarse un dictamen que busca regular la utilización de un recurso tan importante?

En el mundo y en el Perú hay un gran negocio para los municipios, que consiste en procesar los elementos plásticos, tanto las bolsas como otros productos, y en ese circuito venderlo a la industria. Existen dos formas, el proceso lineal y el proceso circular. El proceso lineal es aquel que consiste en echarle un químico y el plástico se disolvería en diez años en el mar y en la tierra a 100 grados de temperatura. Ahora, el proceso circular es cuando el plástico está en el retroceso y es usado nuevamente en bolsas de basura.

-¿Dónde es más notoria la adquisición de este producto durante este proceso?

En todos los vertederos donde botan basura se puede ver una serie de personas que se especializan en sacar y clasificar la basura. Unos sacan plásticos, otros vidrio, otros papel, y estos elementos son llevados a diferentes fábricas donde son reprocesados.

-¿Esta prohibición por el uso de bolsas de polietileno hasta dónde nos puede llevar?

A dos partes. Uno, cuando usted mezcla material plástico reprocesado que tiene este aditivo no puede utilizarlo porque el material se degrada y es peor. Le doy un ejemplo: usted hace una tubería y utiliza la mezcla de estos dos materiales, la tubería puede colapsar porque no tiene la rigidez suficiente para los esfuerzos del trabajo. Aquí hay dos cosas, o le damos ventajas a los que van a reprocesar el polietileno en todas sus formas, para trabajarlos de tal manera que puedan ser nuevamente utilizados; o hacemos que el país utilice materiales degradables, hechos de papa, de maíz y otros.

ES MUCHO MÁS PELIGROSO LO OXOBIODEGRADABLE

-El proyecto refiere que el Ejecutivo convocará a la sociedad civil para decidir respecto a usar bolsas de plástico.

Que le pregunten a la Comunidad Europea por qué es que ellos han prohibido el material oxobiodegradable. Ellos dicen en sus especificaciones que es muchísimo más peligroso ponerlo que no ponerlo. Está en la nomenclatura. Ahora, este es un asunto técnico y entiendo que las personas que no son especialistas no pueden entenderlo, pero engañarlos es fácil.