ALCALDE DE LA MOLINA SE PERFILA A LA CAPITAL

“Temor a diálogo genera baja en las encuestas de Luis Castañeda”

“Conflictos de Cantagallo, bypass en San Isidro y peaje Chillón agravaron situación de burgomaestre capitalino”, sostiene.



-En su calidad de secretario distrital de Somos Perú, en el distrito de La Molina, ¿cuál es su inquietud de cara a las elecciones municipales?

En la elección interna de Somos Perú, el 19 de febrero postularé a la secretaría provincial de Lima, y como secretario distrital integro la comisión política del partido. Estamos en una reestructuración que empieza en marzo, donde se va a elegir al nuevo Comité Político Nacional, donde tentaré la vicepresidencia del partido. La responsabilidad que la militancia de Somos Perú quiere encargarme es la de candidatear a la alcaldía de Lima para las próximas elecciones de 2018.

-En este marco, ¿cómo ve la gestión del alcalde Luis Castañeda respecto a sus obras y algunos cuestionamientos?

Veo que una tercera gestión del alcalde Castañeda ya no tiene el efecto que antes tuvo. Hay una causa efecto en ello. Si bien siempre hemos confiado y creído en la capacidad de gestión del alcalde de Lima Metropolitana, se percibe ahora un agotamiento porque no hay ese brío en las ideas y rehúye al diálogo con las autoridades ediles, prefiriendo estar alejado de la coordinación con los alcaldes distritales de Lima.

-¿Fue un error del alcalde Castañeda decirle que no sea vago y que vaya a trabajar en vez de estar pidiendo apoyo a su par de San Juan de Lurigancho?

De verdad, lamento mucho que el alcalde de Lima, Luis Castañeda, se haya dejado llevar por sus impulsos que no lo conducen a buen puerto, al contrario. Es erróneo que se esté expresando de esa forma de un alcalde distrital simplemente porque le pide apoyo. Lo propio sería convocarlo a trabajar a su lado y en equipo. Es una reacción desesperada producto quizá de las encuestas que no lo favorecen en nada, y eso genera nerviosismo de su parte, que es lo que grafica su actitud.

-¿Y el bajón de la imagen de Castañeda creció más cuando se rehusó en principio a cancelar el contrato con Rutas de Lima?

Si dio marcha atrás respecto al peaje en Puente Piedra fue, sin duda, por la presión política, que tuvo finalmente que ceder ante la petición del propio presidente de la República [Pedro Pablo Kuczynski] que veía que este peaje generaba conflictividad social en una zona tan populosa de Lima. Eso aceleró la desaprobación que la población le viene dando. Pero yo diría que la gente lo desaprueba por una serie de hechos que se han producido. Recordemos la situación de Cantagallo, Salaverry, a la que se suma la de los peajes. El punto de coincidencia es siempre la falta de diálogo.

-En caso de ser elegido alcalde de Lima Metropolitana, ¿qué considera usted que falta realizarse?

Uno de los problemas que ha faltado resolver en este tercer gobierno del alcalde Castañeda ha sido promover una alianza con el sector privado, donde creo que hay una serie de propuestas interesantes en las iniciativas privadas de inversiones para Lima que no se les ha dado la importancia debida. Por ejemplo, el proyecto de Semaforización y Gestión de Tránsito, con una inversión de más allá de los 500 millones de dólares. Otro aspecto que no se viene tomando en cuenta es la interconexión de La Molina-Angamos, que es un proyecto planteado en más de 600 millones de dólares con una vía nueva subterránea que beneficiará a muchos distritos de Lima. Una Vía Expresa Sur y otros proyectos de inversión privada sin tocar recursos públicos. Pero por encima de obras de concreto, pienso que es vital cuidar el aspecto humano de la gente. Soy un convencido de fomentar el arte y la cultura que daría a los ciudadanos una mejor utilidad de tiempo y mejor calidad de vida para las personas, creando las plazas culturales como lo vi en la ciudad de Medellín, Colombia.

-¿Usted ha hecho un pedido al Congreso para que se investigue el contrato de MML con OAS (Línea Amarilla) por el peaje ubicado en Separadora Industrial?

En el Congreso se nos ha ofrecido investigar, posiblemente a través de la comisión Lava Jato. Hemos sido recibidos junto a una delegación de representantes de diversos distritos de Lima afectados al ver que esta concesión de Rutas de Lima no ha rendido la obra que justifique un pago satisfactorio en el ciudadano; y sobre todo que el ciudadano no conoce el marco contractual que deben dar a conocer los concesionarios. Los congresistas nos han dado su compromiso para ver este caso. En La Molina se nos ha recortado la obra del viaducto Palmeras y Evitamiento hacia el sur, y por el antojo del alcalde de Lima los recursos en los proyectos de su autoría como 28 de Julio, Puente Bella Unión, el Derby, ha hecho que los recursos de la concesionaria se atomicen sin dar una solución a la vía concesional que es lo que no se puede desvirtuar.

MÁS TRANQUILIDAD

“La Molina es un distrito referente porque la última encuesta de Vox Populi de Luis Benavente pone a nuestro distrito como el lugar ideal para vivir en la capital del Perú. Y la razón que aducen es su tranquilidad y su clima”.

EXDIRECTOR DE CORPAC Y DOS VECES REGIDOR

Juan Carlos Zurek, alcalde de La Molina, nació en noviembre de 1965. Estudió en el Colegio Maristas de San Isidro y cursó estudios de administración, banca y finanzas en España, Portugal, Colombia, Nueva York y en la Universidad de Washington. Fue director de Corpac y regidor metropolitano en dos periodos.

ROBERTO SÁNCHEZ R.

roberttosanchez7@gmail.com

 







Top
Crisis en el CNM: Conozca la ruta de la marcha contra la corrupción

Crisis en el CNM: Conozca la ruta de la marcha contra la corrupción