Universidades, campo de batalla y de asesinatos | INFORME ESPECIAL

SENDERO LUMINOSO DESATÓ SU FURIA CONTRA ESTUDIANTES.

Por Italo Oberto-Besso

Para Sendero Luminoso, las universidades era un campo de batalla más. Los estudiantes que no se sumaban a la prédica violentista y que solo querían estudiar y graduarse como profesionales, eran vistos como un enemigo más, y por lo tanto posibilidad de ser víctimas de algún ataque de sus huestes.

Una de las universidades más golpeadas fue la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga. Desde allí, Abimael Guzmán forjó aquella organización criminal a la que denominó Sendero Luminoso, arrastró en su sangrienta locura a estudiantes y profesores.

A la par que hostigaba a los profesores independientes y colocaba a más docentes cercanos a las prédicas senderistas, entre los años 70-80, se introducen cambios curriculares en la universidad que permiten el dictado de cursos con base en los denominados manuales del marxismo leninismo, producidos mayoritariamente por la Academia de Ciencias de la URSS.

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.