Adicción a videojuegos es una enfermedad mental
A+

La adicción a los videojuegos va más allá de sentir pasión por los juegos de video. Es un patrón de comportamiento adictivo en el cual jugar digitalmente o por video es la máxima prioridad en la vida de la persona. La adicción a los videojuegos interfiere con la rutina diaria de la persona y afecta el bienestar mental y físico, advierte la doctora Angela Mattke, especialista en niños y adolescentes de Mayo Clinic de Rochester.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de reconocer a la adicción a los videojuegos como una enfermedad mental. El manual de diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría no lo considera un trastorno oficial, pero recomienda estudiar más la adicción a los videojuegos. Los síntomas, según la OMS, incluyen una alteración de la capacidad de controlar el juego, una prevalencia del juego sobre otros intereses y actividades, hasta el punto que deriva en malestar o funcionamiento alterado y un comportamiento lúdico continuo pese a consecuencias negativas.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.