“Es necesario que en lo que hagamos, hablemos de la violencia contra la mujer» [VÍDEO]
A+

La protagonista de la película cusqueña “Vientos del Sur”, Carolina Niño de Guzmán, nos cuenta de la relación que guarda con su personaje “Nina” y cómo desde el teatro aporta a la lucha de la erradicación de la violencia contra la mujer.

¿Algún recuerdo en particular que te reencuentre con tus raíces?

Creo que muchos símbolos que se usan en la película enganchan preciso con mi vida. Para empezar, soy cuzqueña. Nací y crecí en la misma casa. Viví con mis abuelos y ese vínculo es muy fuerte. Pienso en todo esto y es como volver a la pacarina, como diríamos es tu centro de vida, lo que crea tu vida.

¿De qué manera promueves el teatro en Cusco?

Desde que empecé estuve muy involucrada haciendo talleres, luego participando en obras y trabajando con los grupos de allá. Hice gestión cultural porque veíamos que no hay escuelas de teatro, ni de danza. Lo realicé moviendo gente en cursos todo el tiempo. Venía a Lima a tomar clases, conocía a más personas y las redes se ampliaban, luego gestionaba para que den los talleres en Cusco.

¿Alguna temática de preferencia para actuar?

Creo que me es más fácil sacar el drama, pero hablando de temática me gustan más las cosas de época, las historias, las narraciones que tengan un contexto histórico. Me encanta meterme a investigar que estaba sucediendo, no solo tu personaje, sino en general, esa es la información que te va a permitir construirlo.

¿Cómo combatir la violencia contra la mujer desde el arte?

Estudié Comunicación y me gradué con una tesis que era justo “El teatro como herramienta de comunicación en casos de prevención de violencia contra la mujer”. Trabajé un caso con una casa que acoge a mujeres que han pasado por temas muy fuertes de violencia en Cusco. He hecho algunas creaciones propias que iban de la mano con la danza y el teatro, pero a veces quería salir de eso y dije voy a trabajar algo más lúdico. Hice algunas piezas pequeñas que mostré tanto en Cusco como aquí, se trata de El Corte Ingles, Humanos y Nada parece suficiente. A través de ellas, que para mí son importantes, abordo este tema que ahorita está en boga.

Es super necesario que, como artistas, en lo que hagamos, hablemos del tema, siempre viendo la manera de darle vuelta al asunto de como contarlo bien para que no sea lo típico que vemos cuando prendemos la tele:  la mataron, le pegaron, la quemaron. Como a través del arte puedas tomar eso a tu favor, no contando algo literal sino de qué manera puedas enganchar al otro y cambiar el chip en hombres y mujeres.

Nina en “Vientos del Sur”

No tuve que buscar otros referentes fuera. Hay bastantes similitudes en su historia con la mía. La relación que iba generar Nina en algún momento con el abuelo me pareció súper importante porque a mí me pasó eso, tuve mucha cercanía con el mío.

Ella es alguien un poco altanera y lejana, además partimos del punto en que Nina en quechua significa fuego, entonces era una característica importante que el director me precisó siempre. Por más de que literalmente yo no sea así como ella, no fue difícil encontrar el aire que necesitaba.

Por: Dalma Calderón Guerrero ([email protected])

SEPA MÁS DE: Carolina Niño de Guzmán: El arte nos permite ser autocríticos

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.