DE ÁLBUM INICIADOR DEL ROCK PROGRESIVO

Celebrando al mítico Rey Carmesí

En octubre de 1969 se lanzó In the court of the Crimson King, obra magna de King Crimson.

Celebrando al mítico Rey Carmesí
  • Fecha Miércoles 23 de Octubre del 2019
  • Fecha 2:50 am

El rock progresivo está de aniversario: hace 50 años, en octubre de 1969, se editó In the court of the Crimson King, de King Crimson, un hito que abriría camino para el desarrollo de uno de los géneros más complejos (y también controvertidos) del rock, influenciado por la música experimental, el jazz y la música sinfónica. Ya el espíritu pop vitalista del rocanrol y del beat aurorales había mutado a mediados de los 65 en el rock psicodélico, las composiciones se volvían más complejas y los álbumes no solo querían ser una selección de canciones sino ambicionaban una estructura conceptual. Los Beatles, con Revolver (1966) y luego Sgt. Pepper’s lonely hearts club band (1967), iban en esa dirección, pero fue The Who la banda que produjo la primera tentativa conceptual con su mini ópera-rock incluida en A quick one (1966), antecedente de sus masterpieces Tommy (1969) y Quadrophenia (1973).

Otro precedente entre los discos sinfónicos es Days of future passed (1967) de los Moody Blues, sin olvidar el experimentalismo del primer Pink Floyd y Frank Zappa. De modo que cuando se lanzó In the court of the Crimson King, las canciones extensas, la incorporación de instrumentos de cuerda y viento en armonías complejas con referentes en la música culta, o las pretensiones conceptuales y experimentales, no eran una novedad en el rock.

El artífice de la banda, el eximio guitarrista británico Robert Fripp –ex Fripp, Giles & Giles–, tuvo la clarividencia de agrupar para este álbum a la mejor formación de King Crimson: Ian McDonald, cellista, flautista y encargado del mellotron, esencial para crear la atmósfera sonora del disco; el letrista Peter Sinfield, quien junto a McDonald comparte los créditos de dos clásicos incluidos en este vinilo (“I talk to the wind” e “In the court of the Crimson King”); el baterista Michael Giles, y por último, el bajista Greg Lake, voz inconfundible del rock progresivo, no solo en este álbum, sino en su participación posterior en el trío Emerson, Lake & Palmer.

Lo visionario de In the court of the Crimson King es haber resumido en cuatro extensos movimientos, de arquitectura barroca (aparte de la aquietada y jazzística “I talk to the wind”), el legado musical de esos años y haberlos convertido en un manifiesto distópico del futuro que será pronto nuestro presente (si no lo es ya), con letras posapocalípticas (“confusión será mi epitafio”, canta Greg Lake en ‘Epitaph’, y en “In the court of the Crimson King” escuchamos: “Las enmohecidas cadenas de las prisiones lunares/ están destrozadas por el sol” y “El guardián de las llaves de la ciudad/ pone cerrojos a los sueños”).

Por confesión de Fripp y Sinfield, el nombre de King Crimson (“Rey Carmesí”) alude al príncipe de las Tinieblas, el Innombrable, Belcebú. Por eso la languidez y desesperación que transmiten la música y las letras de este álbum no pudieron hallar mejor representación gráfica que la ilustración de la portada, una pintura expresionista de Barry Godber (quien muriera pocos meses después de la edición del disco): retrato del hombre esquizoide del siglo veintiuno (“21st Century Schizoid Man” es la canción que abre el álbum), en un mundo donde lo demoniaco no es extraterrenal sino habita en la desolación del hombre contemporáneo.

NIÑA LUNAR

La pieza más extensa del álbum es “Moonchild”, de 12:13 minutos, una canción apoyada en el mellotron, que se convierte en una improvisación instrumental con ecos vanguardistas. Su letra es poesía pura: “Llámala niña lunar/ bailando en las aguas poco profundas de un río/ encantadora niña lunar/ soñando a la sombra/ del sauce. (…) Ella es una niña lunar/ recogiendo las flores en un jardín./ Encantadora niña lunar/ a la deriva en los ecos de las horas./ (…) Jugando al escondite/ con los fantasmas de la aurora./ Esperando una sonrisa de un niño solar.”

POR: ARTURO DELGADO GALIMBERTI

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.



Top
César Villanueva: PJ dicta 18 meses de prisión preventiva en su contra

César Villanueva: PJ dicta 18 meses de prisión preventiva en su contra