Clausuran la Feria del Libro de Tijuana
A+

Un evento de lujo. La Feria del Libro de Tijuana finalizó en el noroeste de México tras cumplir su objetivo de “extender” el encuentro para acercar la lectura a todos los públicos. En esta última edición, la actividad literaria acogió 120 presentaciones de libros, en las que se ha intentado hacer un balance entre autores reconocidos de nivel nacional y regional, destacó la programadora de la feria, Ivonne Arballo.

Entre estas estuvieron las de Alberto Ruy Sánchez (con su libro “Los sueños de la serpiente”), Élmer Mendoza (con “Asesinato en el Parque Sinaloa”), y Sofía Segovia (con “Peregrinos”). En el terreno de la no ficción, la autora Diana del Ángel habló con los lectores de “Procesos de la noche” y Eduardo Limón lo hizo sobre “Hojas verdes”.

“Una de las peculiaridades de esta feria es el llamado programa ‘extramuros’, que ha aglutinado 36 actividades (ocho más que el pasado año) con el título ‘Quien lee, puede’ y que tienen como objetivo ‘llevar la lectura a aquellas personas de la ciudad que no pueden asistir a la feria’, ya sea porque están lejos del Centro Cultural Tijuana o por otros motivos”, dijo Arballo.

Como parte de estas acciones, el autor Daniel Salinas charló de literatura con los internos del penal de Tijuana, y Joel Flores hizo lo propio con jóvenes del Centro de Tratamiento para Adolescentes.

Esta edición de la feria estuvo dedicada al escritor mexicano Juan José Arreola (1918-2001), para celebrar el centenario de su nacimiento. Una de las actividades con las que se recordó al artífice del “Confabulario” fue el conversatorio que llevaron a cabo la escritora Beatriz Espejo, el académico Felipe Garrido y el músico Alonso Arreola (nieto del autor).

Más de 50 mil personas

De acuerdo con cifras previas, en su primer fin de semana (del 25 al 27 de mayo), el evento atrajo más de 52,000 personas.