Consejos para mejorar la fecundidad femenina

Prevención de infecciones de transmisión sexual es crucial para lograr gestación.


Sin duda, el deseo de muchas mujeres quedar embarazado, por ello se preguntan mucho acerca de su fecundidad y cómo mejorarla. Algunos factores pueden estar más allá del control, como son los problemas médicos que afectan la capacidad de concebir, pero el estilo de vida también puede repercutir sobre la fecundidad. Así lo señala un informe gestado por especialistas de la Clínica Mayo.

La fecundidad femenina es la capacidad de una mujer para concebir un hijo biológico. Así la mujer y su pareja podrían tener dudas acerca de la fecundidad, sobre todo si han estado intentando tener un hijo y mantenido relaciones sexuales frecuentes sin protección durante, al menos, un año.

ORÍGENES

Trastornos de ovulación. Estos afectan la liberación de óvulos a los ovarios e incluyen trastornos hormonales, como el síndrome de ovario poliquístico, hiperprolactinemia y problemas tiroideos (hipertiroidismo o hipotiroidismo).
Anomalías en el cuello uterino. Aquí radican los pólipos o fibromas en el útero, entre otros problemas.
Lesiones u obstrucciones en las trompas de Falopio. Cabe mencionar que con frecuencia estas lesiones son consecuencia de la enfermedad pélvica inflamatoria.
Endometriosis. Esto sucede cuando el tejido que normalmente recubre el interior del útero crece por fuera del útero.
Insuficiencia ovárica primaria. También conocida como menopausia temprana, que sucede cuando los ovarios dejan de funcionar y la menstruación se detiene antes de los 40 años de edad.
Adherencias pélvicas. Identificados como ‘cintas de tejido cicatricial’ que se unen a los órganos tras una infección pélvica, apendicitis, cirugía abdominal o pélvica.
Enfermedades relacionadas con la ausencia de la menstruación. Como los casos relacionados a la diabetes mal controlada, enfermedad celíaca y algunas enfermedades autoinmunes como el lupus.
La edad. Esperar una edad avanzada para embarazarse puede disminuir la probabilidad de concebir, ya que el deterioro en la cantidad y en la calidad de los óvulos de la edad dificulta la concepción.

 RECOMENDACIONES

Mantener un peso saludable. Tanto el exceso de peso como un peso bajo pueden inhibir la ovulación normal.
Prevenir infecciones de transmisión sexual. Las infecciones, como la clamidia y la gonorrea, son una de las causas principales de infertilidad en las mujeres.
Evitar turnos nocturnos. Trabajar por la noche de forma regular podría conllevar más riesgo de infertilidad, posiblemente debido a que afecta la producción hormonal. Si se trabaja de noche, se debe procurar dormir lo suficiente para desempeñarse bien en dicho turno.
Evitar el estrés. Mientras se intenta concebir, debemos considerar minimizar el estrés y practicar métodos saludables para afrontarlo, como técnicas de relajación.
No fumar. El tabaco se relaciona con menos fecundidad. El cigarrillo envejece los ovarios y agota la producción de óvulos de manera prematura. Si se fuma, debe solicitar ayuda a un profesional de salud.
Limitar el consumo de alcohol. El consumo elevado de bebidas alcohólicas está relacionado con mayor riesgo de trastornos de la ovulación. Si desean concebir, deben considerar seriamente evitar el alcohol. Por lo general, se recomienda la abstinencia para la concepción.
Reducción de la cafeína. La fecundidad femenina no parece verse afectada por consumir menos de 200 miligramos diarios de cafeína. Por lo tanto, se recomienda limitar el consumo diario a una o dos tazas de 6 a 8 onzas.
Evitar las toxinas. Las toxinas y los contaminantes ambientales como los pesticidas, los solventes de limpieza en seco y el plomo; pueden afectar negativamente sobre la fecundidad.

EXCESO DE EJERCICIO
Uno de los factores que no muchos doctores exponen es el exceso de ejercicio, ya que hacer actividad física intensa puede inhibir la ovulación y reducir la producción de la hormona progesterona.

Puede encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.