Crónicas y retratos | Nuevo Sol

Crónicas y retratos | Nuevo Sol
  • Fecha Lunes 24 de Junio del 2019
  • Fecha 11:26 am

Tiene clave y contraclave en el corto y directo discurso que viene a razón del cambio que trae la novedad en las puertas que giran y giras. Los otros seguirán rotando mientras todo se mueve bajo el mando del sonido nueve que retoma el ritmo de la propicia sentencia que ordenó la ejecución del cambio. Resultado del dictamen, el acogerse a la fecha y ser parte del nacimiento, renacimiento, que la estrella magna dicta y hoy en su nombre y poder organiza grueso desplazamiento, por el que no miento, si comento contento que ahora de existencia sabida y respetada ese moverse por el nuevo día ya se ofrece y marquetea como multitudinario éxito turístico en que muchos son correctos presentes y otros sobajeando sobre la antigua ruta de conocimientos ritos y festejos que siendo no cerrados tampoco llegaban a la dimensión y oferta que puede hasta anular todo lo que de serio podía encontrase. Quedarán las bases y los correctores y esa fiesta ceremonia seguirá mientras giremos y sigamos la ruta de la gran estrella. Y todo eso en Cusco hoy de fiesta. Fiesta en el antiguo gran ombligo que lo bisturean como les pueda provocar sin tanto que repasar y menos para guardar que también rima con respetar lo que vas a entregar.

Repasé cuando pude con las ganas de ver, cuántas veces sin saber y las otras organizando la ruta del ver para saber y saber para ver. De todo eso hay en esa foto en la Plaza de Armas del Cusco. Cincuenta años desde esa mesa puesta con ganas y herencia con modos y tramos que mantienen lo recibido y guardado como parte de una manera de vivir con respuestas ya comprobadas. Puestas de fiesta ellas llevan la fiesta en el grato ofrecimiento de lo preparado que hace que esa mesa sea puerta descanso un escenario un momento que se quedó en la compañía del armazón de sombras vacíos grupos y la mirada que traza línea directa y la que zizagea sobre las cusqueñas que arman ruta de mesa a mesa a portal. Con esa columna que une y separa sin ruido con eco. Todo un trecho hecho. fotos otros espacios y esos cambios que fueron son permanencias en las nuevas hechuras en las que fácil es encontrar la hilacha que lleva a la madeja y la madre de la oveja. Tiene, no hay que decirlo, unos expresos decires de no sé, pero hay otros que son más grandes y van por el yo sé y por qué. Y cuando sigo llego a que también es ese Cusco que le fue llave puerta y camino a Sabogal, José Sabogal. Suyo es este dibujo que es en algo una cercanía con mi foto y con lo que puede ser cara de ese Cores que ahí anuncia salida. Viene con propuesta de temas que valen como imagen color y espacio, tienen tiempo testimonio y ese que es un decir muy usado, porque me gustan. Ese nuevo nuevo primer Cores dice que van a buscarte para que seas parte. Sabogal guardó esa seña cusqueña que hoy es seña de puerta abierta a la llamada de la nueva contraseña.

El ojo puerta ventana de Víctor Chambi en ese torreón defensa mirador está en una copia fotocopia de un original de la serie que es parte de un viaje de Chambi con Bingham a Machu Picchu. Mono consultó, dije, si es buena oferta excelente lote. La compró. Hoy en esta crónica casi un monólogo esa copia es junto al lápiz de Sabogal y mi foto un pequeño compacto de visiones en el día del Sol que marca nuevo nacer.

[email protected]

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook Twitter.



Top
Fernando Rospigliosi: “Hay otros mecanismos de control en el golpe”

Fernando Rospigliosi: “Hay otros mecanismos de control en el golpe”