Edith Tapia padeció cáncer al pulmón
A+
La conocida actriz, modelo y mamá de Guty Carrera, Edith Tapia, se confesó a corazón abierto con el periodista, director de cine y teatro de Sinargollas, Gino Tassara, quien todos los sábados realiza entrevistas a diversos personajes del espectáculo y la política vía Instagram.
Esta vez le tocó el turno a la recordada top model peruana, quien por primera vez contó que tuvo que luchar por vencer un cáncer que le detectaron en le pulmón y, además, contó que no acabó muy bien con su última pareja sentimental.
“Los momentos más duros de mi vida han sido cuando pasó el escándalo de Guty (denunciado por supuesta agresión por su ex Alejandra Baigorria), cuando falleció mi mamá y cuando me descubrieron un tumor en el pulmón. Esos tres momentos en mi vida son los que me han marcado, que han sido difíciles y me han enseñado mucho”, refirió la Tapia.
-¿Cómo fue el trance de esta enfermedad?
Es un tema que no me gusta hablar porque siento que tocar temas de enfermedad te debilitan. Cuando me dicen que tengo ‘el A más B’, en ese momento me dije que no lo voy a permitir porque tengo muchos planes, quiero vivir e hice un plan de acción. Lo primero que hice fue limpiarme y purificarme, dejé todas las comidas chatarra y con preservantes, decidí por todo lo natural y bajé en mes y medio como 15 kilos. Empecé a hacer pilates, alimentación sana y cuando volví a mi consulta, el médico se quedó con la boca abierta porque el ‘A más B’ que tenía ya no lo veía.
-¿Qué es el ‘A más B’?
Es tumor con pulmón con cáncer, lo digo así porque no me gusta mencionar esta enfermedad, está cancelado en mi mente y no existe. Sinceramente fue duro, sufrí muchísimo, no lo sabía mucha gente solo mi hermana que fue mi soporte, dos amigas y Gino (Tassara). Sabía muy poca gente de mi familia porque es algo que yo tenía que solucionar y es algo con lo que lucho día a día, el 2020 fue muy duro porque temía contagiarme y tener que ir a una clínica pero he sabido cuidarme, por eso me gusta difundir mensajes en redes que ‘Sí podemos’.
-¿Ya no tienes el cáncer?
Tengo todavía algo ahí pero ya no es maligno.