‘Escalas’ hacia la prosa de César Vallejo
A+

POR GERALDO CAPILLO

Aunque de géneros distintos, ‘Trilce’ (1922) y ‘Escalas melografiadas’ (1923) están íntimamente relacionados. Cuando se recorren sus líneas, no cuesta imaginarse a César Vallejo escribiendo su legendario poemario con una mano y el libro de relatos con la otra, bajo el recuerdo latente de su encarcelamiento, la muerte de su madre y el fin de su relación con Otilia Villanueva.

‘Escalas’ está dividido en dos partes, con seis relatos cada uno, amparados por el conocido estilo vanguardista de Vallejo. Estos textos se asemejan a cuentos lineales, al permitir reflexiones personales, filosóficas y hasta jurídicas. Incluso, aquí yace el concepto de injusticia para el famoso poeta peruano, explicado como solo él puede hacerlo, con musicalidad. Por muchos años, ‘Escalas’ pasó desapercibido entre miles de lectores.

Quizá una posible explicación radique en la corriente de moda durante esa década, el modernismo, y su máximo exponente en nuestro país, José Santos Chocano, nombrado “poeta nacional” cuando César Vallejo escribía este libro. Tras 96 años, ‘Escalas melografiadas’ vuelve a ver la luz, a través de una reedición del Fondo Editorial de la Universidad César Vallejo. Más allá del tributo, se trata de un rescate literario. La prosa plasmada en ‘Escalas’ significa un devenir de la narrativa latinoamericana, al abrirnos una puerta para escapar de la sordidez.

A TODA TOTALIDAD

«¡Oh mujer! Deja que nos amemos a toda totalidad. Deja que nos abrasemos en todos los crisoles. Deja que nos lavemos en todas las tempestades. Deja que nos unamos en alma y cuerpo. Deja que nos amemos absolutamente, a toda muerte» (pp. 28).

Puede encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.